FIRMAS

¿Es ya Kendall Jenner una supermodelo? Por Armando Pinedo

Su contrato con Estée Lauder la posiciona como una de los rostros más importantes del momento, aunque muchos dudan si su carrera sería tan prolífica si no fuera hermana de la mediática Kim Kardashian.

El pasado domingo la industria cosmética americana se despertaba vía comunicado oficial con la noticia sobre la incorporación de un nuevo rostro a Estée Lauder. Pero no era una modelo más, sino la joven a la que siguen más de 15 millones de personas en la red social Instagram, argumento que la dirección de la marca utilizaba para justificar este contrato con la nueva e influyente “instagirl” de la industria de la moda y la belleza quien, además, figura con nombre propio en la portada del número de diciembre de la edición americana de Vogue: “La sensación de las redes sociales Kendall Jenner se convierte en la reina de la belleza”. Con este definitivo sumario junto a la protagonista de portada, la nominada al Oscar Amy Adams, se evidencia el apoyo todopoderoso de Anna Wintour a la carrera de la joven californiana.

Fuente: D.R.

Por todo ello, hay varios puntos a analizar en este fichaje y en su proceso de comunicación. ¿Por qué Estée Lauder decide comunicarlo un domingo? ¿Por qué una marca con valores tan arraigados en la alta burguesía norteamericana apostaba por una modelo como ella? ¿Responde este contrato a un cambio en la estrategia de comunicación de Estée Lauder? Son algunas de las muchas preguntas y comentarios que han circulado esta semana por las redes sociales, y a las que dio respuesta el pasado martes la propia Anna Wintour sentada frente a la periodista de la CNN Alina Cho. “La industria necesita este tipo de movimientos o noticias para dejar de ser aburrida. Es por ello que elegí a Kim Kardashian para la portada de Vogue, aun sabiendo que sería algo controvertido como ocurrió cuando puse a Madonna hace ya algunos años, pero si siempre hiciéramos cosas políticamente correctas nadie hablaría de nosotros”, sentenciaba sobre la elección de la hermana de Kendall, Kim Kardashian, a posar junto a su marido en una portada que poco parecía cumplir los requisitos refinados de un personaje sensible a ser embajador o embajadora de la cabecera más influyente del mundo.

1416224595_10_625-625x360

En esa misma entrevista, Anna Wintour aprovechaba para aplaudir el fichaje de Kendall Jenner (Instagram: @KendallJenner) por parte de Estée lauder, asegurando que la marca estaba anclada en un sector de público muy conservador, por lo que esta idea el paso definitivo para atraer a consumidoras mucho más jóvenes, apoyados también por la incorporación menos reciente a la marca de gran supermodelo muy activa en Instagram: Joan Smalls (Instagram: @JoanSmalls).

Por todo ello, bien pudiera parecer que Vogue y Estée lauder se han aliado para dar bombo y platillo a una campaña y a un rostro del que ya se ha conseguido un retorno periodístico imposible de cuantificar publicitariamente, aunque como siempre ocurre en estos casos, la vía más factible para valorarlo será comprobar si las ventas de Estée Lauder se disparan a raíz de su nueva embajadora Kendall Jenner.

Fuente: D.R.

¿Supone entonces todo ello que Kendall Jenner es la supermodelo del momento? Seguramente sí, aunque aún falta que su fichaje con Estée Lauder vaya acompañado de una o varias importantes campañas de moda, como la que acaba de firmar como imagen de la línea de accesorios de la colección de Karl Lagerfeld para la próxima temporada. Un regalo que el diseñador de Chanel podría hacer concedido a la modelo en respuesta a su decisión de rechazar la participación en el desfile de Victoria’s Secret el próximo 2 de diciembre en Londres para hacerlo en el que Chanel organiza el mismo día en Salzburgo para presentar su colección Métiers d’Art. Por ello, si Kendall ya puede sentarse tranquilamente y elegir entre hacer Chanel o Victoria’s Secret, ¿alguien duda de su nueva categoría de supermodelo?

Más info:  http://blog.armandopinedo.com/la-hermanisima/

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario