Sin categorizar

Tenerife cierra el verano con la superficie quemada más baja desde 1970

Elblogoferoz.-  El Operativo Brifor de Prevención y Extinción de Incendios Forestales del Cabildo de Tenerife ha atendido a un total de 122 alarmas entre el 16 de junio y el 19 de octubre, de las cuales 35 consistieron en intervenciones de extinción que afectaron a un total de 3 hectáreas, fundamentalmente matorral, lo que representa la superficie más baja desde 1970,  cuando se empezó a disponer de estadísticas.

Así lo ha informado el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, que ha presentado esta mañana en rueda de prensa el balance del Operativo de Incendios Forestales de la campaña estival junto con la consejera insular de Medio Ambiente, Ana Lupe Mora.

Carlos Alonso detalló que durante el presente año se han producido menos de la mitad de alarmas, incendios y conatos de la media de la última década, y destacó la especial reducción de los incendios forestales (14), una tendencia que viene afianzándose en los últimos años.

El presidente indicó que este dato es «el resultado de un trabajo de más de 280 personas que han logrado que se haya producido un registro tan bajo de incidencia, así como del trabajo que se ha realizado no sólo durante la propia campaña, sino también a lo largo del año, a través de la limpieza de montes, que este año ha sido particularmente intensa».

También achacó los resultados obtenidos a las condiciones meteorológicas, ya que después de un invierno y primavera muy húmedos se produjo un verano en el que sólo hubo un episodio de tiempo sur (con temperaturas cercanas a los 30 grados), frente a los tres o cuatro episodios que suelen desarrollarse habitualmente durante esta época y que elevan el riesgo de incendio.

A esto sumó, además, las actividades de concienciación que se llevan a cabo desde el Cabildo, por ejemplo en los colegios, para hacer llegar a los alumnos valores que tienen que ver con la protección del medio ambiente y de los montes, así como por la colaboración que se presta al sector agrario, donde se han llevado a cabo 980 quemas controladas, una cifra inferior a las 1.300 del pasado año debido a las mayores condiciones de humedad.

El número de exhibiciones de fuegos artificiales en zona de riesgo ha sido de 215, también inferior a 2013, pero dentro de la media de la década. También como medida preventiva, el Operativo Brifor ha realizado quemas de regeneración de pastizales en Teno Alto (33 ha) y de tratamiento de combustible en el área cortafuegos de la dorsal, en los altos de Arafo-Santa Úrsula.

Ana Lupe Mora resaltó que esta campaña ha sido especial no sólo por los resultados, sino también por el esfuerzo que se ha venido realizando en los últimos años en materia de prevención, participación ciudadana, voluntariado y concienciación de la población, especialmente entre los colectivos más vinculados con el monte, como senderistas, montañeros, ciclistas, cazadores o agricultores.

Como actividades preventivas dirigidas a la concienciación de la población, durante el presente año se ha consolidado el programa con escolares ‘Con el momento no me descuido’, con actividades en diez colegios y catorce charlas de prevención a diferentes colectivos. Además, se ha mantenido el programa de prevención con voluntariado con más de 60 acciones en toda la isla. En su conjunto, las acciones preventivas han llegado de forma directa a 5.00 personas de las zonas cercanas a las masas forestales de la isla.

En opinión de la consejera, «hemos conseguido que el monte se valore en tanto en cuanto nosotros seamos capaces de darlo a conocer y de permitir su uso en condiciones máximas de conservación, y hemos conseguido la complicidad de estos colectivos a la hora de cuidar y atender nuestros montes».

A su vez, alabó la labor que desarrolla el equipo humano que forma parte del operativo contraincendios; la colaboración de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad; la coordinación con los responsables de los planes de emergencia municipal, y la experiencia adquirida a raíz del incendio de 2012, que obligó a cambiar los protocolos de actuación y las infraestructuras, a contar con personal especializado y surgió el despacho inmediato, que «está siendo fundamental para que podamos hablar de conatos y no de incendios», resaltó la consejera.

Otras actuaciones

Además de estas actuaciones, los 280 efectivos del Operativo Brifor han continuado con el proceso de implantación y entrenamiento, con especial atención a la estructura de dirección de emergencias y la aplicación de determinadas técnicas como quemas de ensanche, contrafuego y cortafuego químico. Para ello se han realizado varios simulacros y ejercicios en diferentes municipios dirigidos a mejorar la coordinación entre entidades y al afianzamiento de la estructura propia.

En cuanto al seguimiento de los pirómanos, Ana Lupe Mora detalló que dentro del operativo hay personal que se encarga de la investigación del conato y que, en coordinación con agentes del Seprona y agentes judiciales, llevan a cabo una labor de seguimiento de estas personas y un trabajo de vigilancia, pues hoy existen presuntos imputados por cuestiones relacionadas con los fuegos de 2012. De hecho, Carlos Alonso informó de que recientemente ha habido una persona que ha sido condenada por provocar un incendio en La Orotava.

Por último, la responsable de Medio Ambiente también se refirió a las labores de reforestación que se están realizando en las zonas más afectadas por los temporales de 2007 y 2010, donde se está sustituyendo el pino radiata, más débil que el pino canario, por monteverde, que es más resistente al fuego.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario