Sin categorizar

La retirada de una barcaza de combustible por parte de Cepsa hace peligrar la competitividad del puerto

Elblogoferoz.-La Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife ha expresado su profundo malestar y preocupación por la decisión de la compañía Cepsa, propietaria de la refinería de petróleos de Santa Cruz de Tenerife, de reducir drásticamente la capacidad operativa del servicio de suministro de combustibles a buques. Esta decisión unilateral reduce su capacidad de abastecimiento a la mitad y pone en peligro, en consecuencia, la competitividad del puerto de la capital tinerfeña y el óptimo atendimiento al tráfico de cruceros, uno de los más importantes segmentos de la actividad portuaria.

La actual situación, según explica la Autoridad Portuaria, se inició con la retirada por parte de Cepsa de una de las dos barcazas-tanques con las que suministraba carburante a los buques atracados donde no alcanzan las tuberías de aprovisionamiento directo o las naves que permanecen en fondeo. Este hecho se produjo, además, después de que esta Autoridad Portuaria les ofreciera un significativo incremento de las bonificaciones y, por tanto, de los márgenes de beneficios por mantener la misma capacidad operativa.

Con la retirada de la barcaza, la única de ellas que queda en servicio no ha tardado en mostrarse absolutamente insuficiente para atender las necesidades de combustible de los buques que operan en el puerto de la capital tinerfeña, pues esa única unidad tiene que atender a los buques de tráfico interinsular, a los cruceros de turismo y a los mercantes que permanecen en la zona de fondeo. Tal es así que algún capitán ya ha expresado su queja recientemente por las demoras que sufrió su nave para ser abastecida, retrasos que suponen pérdidas económicas para las navieras.

Además, la Autoridad Portuaria ve esta situación especialmente preocupante en el caso del tráfico de cruceros de turismo: si las navieras ven alterados sus recorridos y planes horarios pueden abandonar Santa Cruz de Tenerife como una de sus escalas más importantes en esta zona del Atlántico. Esto supondría un grave quebranto tanto para el conjunto de la comunidad portuaria como para los sectores comercial y de servicios de Tenerife, que encuentran un importante sostén en esta actividad portuaria.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario