Sin categorizar

Rivero dice que los PGE son un «atropello» y exige la «revisión» de los acuerdos con el Estado

AGENCIAS.- El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha calificado este martes de «atropello» para las islas los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2015, que a su juicio, evidencian que para Rajoy y el PP, «España termina en Canarias».

En respuesta a una pregunta parlamentaria del Grupo Nacionalista, ha señalado que los datos son «contundentes», y ha puesto como ejemplo que Castilla y León percibe 699 euros por habitante o Castilla La Mancha, 600, frente a los 127 euros del archipiélago, mientras que la inversión se queda en 267 millones por los 1.700 millones de Castilla y León. «El PP maltrata a las islas», ha explicado.

Por ello, ha indicado que la sociedad canaria «debe replantearse seriamente la revisión de los acuerdos con el Estado», ya que Canarias «no puede permitir» que se vulnere «sistemáticamente» el REF (Régimen Económico y Fiscal) y que no se cumpla el convenio de carreteras o el de  infraestructuras turísticas.

Rivero ha insistido en que se debe dar un «paso al frente» para que Canarias sea «menos dependiente de Madrid», con nuevos instrumentos que permitan «garantizar» el futuro y para que el Gobierno central no actúe «en razón de los votos que dependan de Canarias». Así, ha incidido en que  la relación Canarias-Estado debe basarse en el «respeto» y la «lealtad».

El portavoz del Grupo Nacionalista, José Miguel Barragán, ha lamentado que se mantenga el «déficit» de los 800 millones para financiar los servicios públicos, y ha lamentado que el Ejecutivo central incumpla el REF y los compromisos con Canarias en los PGE, y no atienda al «diálogo» que se reclama desde las islas.

Reforma Fiscal

En otro orden,  Paulino Rivero, ha descartado apoyar la reforma fiscal del Grupo Parlamentario Popular porque «no es creíble» y, en todo caso, sirve para «beneficiar» a las «clases altas».

«Tanto Rajoy como el PP dicen una cosa y hacen la contraria. Todas las propuestas están dirigidas a una sociedad más desigual, que los ricos sean cada vez más ricos y los que menos no tienen, más pobres», ha señalado en respuesta a una pregunta del Grupo Popular.

En esa línea, ha criticado que el PP canario sea una «muletilla» del nacional y haga «seguidismo» de sus políticas, no como el PP de Baleares o Valencia, «con criterio propio y defendiendo su tierra».

Además, ha insistido en que las «prioridades» del Gobierno de Canarias no son ayudar a las clases altas y beneficiar a los ricos, como el PP,  sino «atender» los servicios básicos pese a que se reciben 800 millones menos y hay un tope de gasto fijado por ley.

«Si cubiertas las prioridades, y se diera el caso para bajar impuestos, los bajaremos, pero no como ustedes, que favorecen a las clases altas», ha destacado.

La portavoz del Grupo Popular, Australia Navarro, ha criticado que el presidente no quiera «aliviar el bolsillo» de los canarios, y ha señalado que su reforma fiscal pretende «devolver el esfuerzo» que han hecho durante la crisis mediante la rebaja de impuestos, como hacen otras Comunidades.

«Canarias no debe ni puede quedar descolgada, ¿por qué dejarnos al margen?, ¿por qué quiere que tenga menor presión fiscal para las rentas más bajas?, ¿por qué no quiere favorecer el consumo?», se ha preguntado.

En su opinión, el Ejecutivo «no tiene ninguna excusa» para apoyar la propuesta, ya que impulsa la economía y garantiza los servicios públicos. «Saque la mano del bolsillo de los canarios y deje de financiar campañas y a su aparato empresarial. Háganos caso aunque sea al final del mandato. Antes de que lo jubilen, dé una alegría a los canarios», ha señalado.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario