NACIONAL Sanidad SOCIEDAD Sucesos

Cuatro personas ingresadas en el Carlos III por posible contagio del ébola

AGENCIAS.-Un total de cuatro personas permanecen ingresadas en el Hospital La Paz-Carlos III, de los cuales sólo una persona es un caso confirmado (el de la técnico auxiliar de enfermería), dos casos son sospechosos (incluido el del marido de la técnico de enfermería) y otro caso es el de una enfermera que estuvo expuesta al virus de forma protegida y que no presenta fiebre pero está ingresada por motivos de seguridad.

Así lo han detallado en rueda de prensa el gerente de La Paz-Carlos III, Rafael Pérez-Santamarina, y facultativos del centro para informar sobre los posibles casos que se está tratando en la región. La paciente con ébola permanece estable y ha evolucionado favorablemente.

La única paciente confirmada con el virus de ébola es la técnico auxiliar. Mientras, su marido ha sido ingresado y se le hará los test pertinentes para determinar o descartar si tiene la enfermedad dado que ha estado en contacto directo.

Por otro lado, también permanece ingresado un viajero que hizo un vuelo internacional y que, en caso de que dé negativo, podría ser dado de alta y pasar a vigilancia externa. Finalmente, y por seguridad, permanece ingresada una enfermera que ha estado expuesta de forma protegida al virus y que no presenta fiebre, simplemente una diarrea.

La enfermera, estable

Por su parte, la auxiliar de enfermería infectada de ébola ingresada en el Hospital Carlos III- La Paz de Madrid está estable y, por ahora, no tiene «riesgo vital», aunque es «una enfermedad grave», según ha informado el coordinador del centro de Alertas y Emergencias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón.

Mientras tanto, el marido de la auxiliar de enfermera contagiada de ébola, que permanece aislado en el Carlos III, no presenta por el momento síntomas de padecer la enfermedad, según han confirmado a Efe fuentes sanitarias.

Junto con el marido, se encuentran bajo vigilancia una enfermera con sintomatología que podría hacer sospechar y un paciente nigeriano que también presenta síntomas.

En diversas entrevistas radiofónicas recogidas por Europa Press, Fernando Simón ha asegurado que se propondrá el aislamiento a las personas que hayan podido tener contacto estrecho con la afectada, por «precaución» y por la «alarma social» generada, y hacerles un seguimiento estricto durante los 21 días en que pueden desarrollarse los síntomas.

Este responsable ha subrayado que lo urgente desde el punto de vista de la salud pública es «garantizar que todos los riesgos asociados a este caso están controlados» y que no haya riesgos para el resto de la población, y para ello se está haciendo un listado exhaustivo de las personas con las que la enferma ha tenido contacto en los últimos seis días.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario