Sin categorizar

El Gobierno elude pronunciarse sobre la dimisión de Gallardón

AGENCIAS.- La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha indicado hoy, tras la reunión del Consejo de Ministros, y al ser preguntada por los rumores de dimisión de Alberto Ruiz Gallardón, que el ministro de Justicia, al igual que el resto de miembros del Ejecutivo, tiene «el mandato de trabajar por el consenso en todos los ámbitos, desde hace tiempo y desde que se abordó esta cuestión».

Santamaría puntualizó que el Gobierno está trabajando por buscar «el máximo consenso» en la redacción de la reforma de la actual ley del aborto pues se trata de «una ley complicada» y de un asunto «de enorme sensibilidad social». «Vamos a tratar de lograrlo», ha insistido.

«Es una ley complicada de gran sensibilidad social. Desde el principio el Gobierno quiso trabajar por el consenso y es lo que está haciendo, trabajando por ese consenso que ya le digo yo de partida que no es sencillo, que es un tema delicado desde el punto de vista social. Ese es el encargo que se tiene en la redacción de esta ley, buscar el máximo consenso, en el que estamos trabajando», ha subrayado este viernes durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Según ha precisado, a lo largo de este «debate» ha habido «aspectos destacados por unos y por otros» y además, ha indicado que están «estudiando» puntos «que ponen de manifiesto algunos de los informes obtenidos».

Para el Ejecutivo, según ha apuntado Sáenz de Santamaría, «ese consenso es importante» porque hay «diferentes posiciones y acercamientos» y «conviene trabajar por ese máximo acuerdo».

1 Comentario

Clic aquí para publicar un comentario

  • Gallardon no va a dimitir, porque miente mas que habla. Siempre lo hace. No os quepa ninguna duda. El faraonico, olimpico, cinico, hipocrita y todo lo peor que puede ser un politico. La deduda absurda en la Comunidad y Ayuntamiento, el dinero «porlacara» a Urdangarin, los sobrecostes absurdos, los amiguetes gallegos de los parquimetros absurdos por todo Madrid. Y por fin, los nasciturus. Gallardon da asco.