FIRMAS

El bar de Pepe. ¡¡Españoles, Botín ha muerto!! Por Joaquín Hernández

Pepe me dice, con sonrisa maquiavélica: “si Botín está gozando de la paz eterna, Dios no existe”. Con esta frase, que no tiene desperdicio, Pepe despedía a un depredador carroñero de la banca mundial.

Don Emilio Botín ha fallecido a los 79 años de edad víctima de un infarto que no hubiera aguantado un toro de miura, a Don Emilio se le partió el corazón como a Alejandro Sanz y su estúpido corazón partío.

El “insigne” Presidente del grupo Santander decía, entre otras muchas frases que le hicieron famoso, “el banquero tiene que tener instinto asesino, de otra forma no puede subsistir en un mundo dominado por “vampiros del dinero”

El Sr. Botín, presidente del grupo Santander, era uno de esos seres humanos que estaba, al igual que el Rey Juan Carlos I y su hijo Felipe VI, blindado ante la ley.

Primero fue el caso de las famosas cesiones de crédito, donde estaba implicado D. Emilio, tres ejecutivos  del Banco de Santander y 21 clientes, fue sobreseído por el Tribunal Supremo justificando su decisión de limitar en los procedimientos abreviados el ejercicio de la acción popular.

Según el fallo, que rechaza el recurso de casación contra el archivo del caso de las cesiones de crédito, las acusaciones populares no podrán pedir la apertura de juicio oral cuando la Fiscalía y los perjudicados hayan solicitado el sobreseimiento de la causa, en la necesidad de salvaguardar los derechos del acusado.

Después llego el caso de evasión de capitales. En junio de 2011, la Agencia Tributaria presentó una denuncia contra la familia Botín tras recibir información de las autoridades francesas sobre españoles con cuentas en el HSBC de Suiza.

Esta vez es la Audiencia Nacional la que, “quítame allá esas pajas”, nos viene a decir que la evasión de capitales de la familia Botín no es delito “archivando la causa abierta”, viene a decir que el juez Fernando Andreu sostiene que la regularización de su situación ante la Agencia Tributaria ha sido «correcta y veraz». Y se apoya en el artículo 305.4 del Código Penal, que permite las regularizaciones fiscales con anterioridad a la apertura de un expediente por parte del fisco. «La Ley no juzga comportamientos morales ni la aplicación de la excusa cosas está en función de móviles altruistas, que pocas veces estarán presentes en la ratificación, de manera que en los casos límite o dudosos habrá que resolverlos en beneficio del reo», señala el instructor en la resolución.

Por lo visto en Junio de 2011, la “familia” ingresó 200 millones de euros como regularización “voluntaria y completa”, quedando saldada la deuda con el fisco.

Bueno, todo bien, seamos respetuosos con la justicia, pero… según el Código Penal, en materia de evasión, dice:

“Si la Administración llega a descubrir el delito, el castigo consiste en pena de prisión de uno a cuatro años y multa del tanto al séxtuplo de la cuantía defraudada. La pena de prisión será de 2 años y medio a 4 años cuando la defraudación se cometa concurriendo:     · La utilización de persona o personas interpuestas de manera que quede oculta la identidad del verdadero obligado tributario.     · La especial trascendencia y gravedad de la defraudación atendiendo al importe de lo defraudado o a la existencia de una estructura organizativa que afecte o puede afectar a una pluralidad de obligados tributarios. 

Los recargos y multas impuestos como sanción administrativa no eximen al defraudador del pago de las contribuciones omitidas y de su actualización por el transcurso del tiempo. 

Don Emilio Botín ha fallecido y en vida tuvo mucha suerte con la Justicia española, tanta suerte que dicen las malas lenguas que él y su grupo de confianza dictó muchas leyes  a los ejecutivos de todos los Gobiernos de la España democrática y en pago a los favores recibidos por el Banco de Santander y la condonación de millonarios créditos a la gran mayoría de los Partidos Políticos en España. Precisamente por ese motivo no se ha cambiado la Ley Hipotecaria en cuanto a la dación en pago de la vivienda embargada tal y como solicitaron más del millón de firmas que se entregaron en el Congreso de los Diputados como iniciativa popular y que el Gobierno apoyado por la mayoría absoluta en el Parlamento se las pasó por el forro de los cojones.

En España y lo repito por enésima vez, sólo van al trullo los parias, los que solamente sirven para votar.

Lo  bueno de la vida es que es corta y se nos va de tal manera que si no pasamos por el talego, todos acabamos en el cementerio.

    

 

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario