Canarias Religión SOCIEDAD

La Bajada de El Socorro logra un récord de participación con más de 100.000 personas

Elblogoferoz.- La tradicional Bajada de El Socorro en Güímar ha logrado hoy (7 de septiembre) un récord histórico de participación y ha superado las expectativas de asistencia con más de 100.000 personas, que han hecho un recorrido con pocos incidentes y ninguno de importancia pese a la alta afluencia de romeros. Esta romería está considerada como la más antigua de Canarias y enlaza el casco de Güímar con el Caserío costero, en un recorrido que entronca con el pasado aborigen y fusiona devoción religiosa con una fiesta popular que, acompañada de carrozas y parrandas, se adapta a los tiempos.

La alcaldesa de Güímar, Carmen Luisa Castro, destaca la alta participación y que no han ocurrido incidentes de consideración, de modo que las pocas intervenciones realizadas han sido atenciones a personas con desmayos y lipotimias por el intenso calor que ha habido durante toda la mañana.

Como ejemplo de la gran afluencia de romeros, a las 10:00 horas de la mañana (tres horas después de la salida de la imagen de Nuestra Señora de la iglesia de San Pedro Apóstol), mientras miles de personas ya abarrotaban las calles del Caserío de El Socorro y el camino continuaba fluyendo lleno de peregrinos, la Virgen atravesaba el puente de la autopista del Sur y la cola de la Bajada salía en ese momento del casco de Güímar.

«Estamos contentos porque las medidas de seguridad han funcionado con rotundidad hasta ahora y, pese a que algunas personas consideran que son demasiado restrictivas, la legislación es cada vez más estricta y es perentorio tomar ciertas medidas. Pero los güimareros han demostrado una vez más su hospitalidad y generosidad, recibiendo a miles de personas de toda Canarias. La Bajada de El Socorro es el orgullo de un pueblo, una tradición de siglos que nos une a todos los vecinos de Güímar con nuestra historia y que, además, es el momento en el que reencontramos a viejos amigos y recordamos a los que ya no están», señala Castro.

Un equipo de 150 personas, a las que se sumarán otras 150 en la Subida de la Virgen de mañana lunes, ha participado en el operativo de seguridad. El puesto de mando avanzado permanece ubicado en las dependencias del centro cultural del Caserío y en él están presentes el 112, Guardia Civil, Policía Local, Protección Civil y la Policía Canaria, entre otros. Además, se ha instalado un puesto médico avanzado con cinco ambulancias y se han desplegado equipos de salvamento marítimo, de rescate de montaña y de control del tráfico.

Por recomendación de los redactores del Plan de Autoprotección y Seguridad, el Caserío quedó cerrado a todos los vehículos hasta después de la procesión de las Candelas y las 34 carrozas participantes en esta edición se han ido estacionando a la entrada del poblado, antes de la barrera que delimita la entrada del Camino.

 

7 kilómetros de devoción

La imagen de Nuestra Señora de El Socorro, que se lleva a hombros durante todo el recorrido, más de 7 kilómetros, salió de la Iglesia de San Pedro Apóstol a las 7:00 de la mañana. Una hora antes, comenzaba la Misa de los Peregrinos, cantada por el Coro Paseo de San Juan y presidida por el obispo de la Diócesis Nivariense, Bernardo Álvarez.

Miles de personas abarrotaron la plaza de San Pedro esperando por la Virgen, proclamada Alcaldesa Honoraria y Perpetua de la Ciudad hace 21 años, para iniciar un recorrido que, como es tradición se divide en dos tramos. Acompañados de la danza de cintas, la banda de música y los romeros, la imagen se trasladó hasta la ermita de El Calvario en procesión, donde comenzó la Bajada como tal.

Tras la llegada a la ermita del Caserío, hacia las 11:30, se celebró la tradicional Misa del Recibimiento, en un templo decorado desde el sábado con la tradicional albahaca, donde la imagen había sido recibida al ritmo del Pasodoble Al Socorro, una marcha que recorre Güímar desde el día 1 de septiembre.

Esta tarde, a las 19:30 horas, se trasladará la imagen a la Cruz de Tea existente en el Llano de la Ceremonia, donde se representará la tradicional aparición de la Virgen a los Guanches. Ya de noche, tras una misa dedicada a los difuntos, se celebra la procesión de Las Candelas, momento en que el Caserío se reabrirá al tráfico rodado.

La Bajada se celebra cada 7 de septiembre desde el siglo XIX, aunque el culto a Nuestra Señora de El Socorro existe desde hace casi cinco siglos y entronca con la aparición mariana en la playa que los guanches denominaban Chimisay.

Para recordar la aparición de la Virgen en la actual playa de El Socorro, se construyó una ermita en el primer tercio del siglo XVI, en el mismo lugar donde el mencey Acaymo y los guanches que con él cargaban la imagen sintieron tanto peso que les fue forzoso parar y pedir ayuda. Estos argumentos los sostenía también Fray Alonso de Espinosa en 1594: «por memoria deste aparecimiento, pusieron después los cristianos una cruz que hoy está en pie, y un poco adelante fundaron una pequeña ermita, que llamaron del Socorro»‘.

La Subida

Mañana, 8 de septiembre, será el Día Grande y festivo en Güímar, momento en el que, al atardecer, la Virgen retornará a la iglesia de San Pedro acompañada de romeros, carrozas y el tradicional juego del Pares o Nones. A las 8:30 horas, comenzará la Ofrenda Atlética Floral en la plaza de San Pedro y hasta la ermita de El Socorro.

Poco después, a las 11:00 horas, tendrá lugar la Misa Solemne, con la participación del Coro Miguel Castillo, los Amigos del Arte y la Banda municipal, presidida por el vicario episcopal en Santa Cruz de Tenerife Juan Manuel Yanes Marrero. Le seguirá la procesión de la Virgen y, a las 17:00 horas, la Misa de acción de gracias, con el posterior retorno de la imagen a la parroquia de San Pedro Apóstol, que será recibida a las 22:30 horas.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario