FIRMAS Salvador García

La foto de Francis. Por Salvador García Llanos

Francis Pérez ya destacaba con un trabajo exquisito. Eso de plasmar en imágenes la vida submarina, ese descubrimiento constante que significa bucear, ya eran inquietudes que trascendían. Acreditaba Pérez la sublimación naturalista de los fondos del mar en medios especializados, en la red, en su propio sitio web, en libros y allí donde le brindaron la oportunidad de exponer sus conocimientos y sus experiencias.

Hasta que ha dado el gran salto este portuense que ya no es tan desconocido desde que una foto suya sirve de portada al último libre del prestigioso sello National Geographic, titulado Blue hope (algo así como Esperanza azul), del que es autora Silvia Earle, bióloga, oceanógrafa y prestigiosa científica con más de sesenta años de trayectoria profesional. Siete mil horas bajo el agua, un récord personal de inmersión en solitario a mil metros de profundidad y más de un centenar de exploraciones avalan el trabajo de Earle, considerada como una auténtica ‘número uno’ en la investigación y conservación del mundo oceánico.

La portada del libro es la foto de Francis Pérez, tomada, según su propio testimonio, cerca de Los Gigantes, en el sur de Tenerife, a dos o tres millas de la costa, en mar abierto. “No fue una foto pensada sino ocasional, como ocurre con casi toda la fotografía de la naturaleza”, le explica a Gabriela Gulesserian en Diario de Avisos.
Pérez se inició en la fotografía submarina en 2001. Le apasiona el mar, vive con entrega cada inmersión. Quería retratar los paisajes del mundo submarino con un estilo propio y lo está consiguiendo. Haber ganado esta selección para la obra de Silvia Earle le consagra entre los sobresalientes del género. Las aguas que bañan Indonesia, Egipto, Malasia, Mozambique, Sudáfrica, Cuba y, por supuesto, Canarias, son los escenarios de un trabajo constante y esmerado, tanto que el propio Pérez confía en que sus imágenes sirvan para “transmitir la fragilidad del maravilloso mundo del silencio y desarrollar así la capacidad humana para cuidarlo y protegerlo”. El que quiera saber algo más o apreciarlo de verdad, que comparta su video de la célebre inmersión en El Hierro.
Una foto suya como portada de un libro de una marca de prestigio. ¡Qué foto y qué libro! La foto de Francis.
Solo hay que congratularse de este éxito de un portuense sensible, curioso y arriesgado que abrazó un día la fotografía y los fondos marinos y no se ha soltado.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario