Sin categorizar

La Cámara regional rechaza las prospecciones y critica la «deslealtad institucional» del Estado

AGENCIAS.- El Pleno del Parlamento de Canarias ha aprobado este jueves, con el apoyo de los Grupos Nacionalista, Socialista y Mixto, un conjunto de resoluciones en las que rechaza la aprobación de las prospecciones y acusa al Gobierno central de «despreciar la amplia contestación ciudadana» y los pronunciamientos de diferentes instituciones del archipiélago.

Asimismo, la Cámara ha expresado su «reprobación» a la decisión del Gobierno central de no responder a la solicitud de consulta del Gobierno de Canarias para realizar un referéndum, lo que supone una «deslealtad institucional» y un «agravio» hacia las islas.

Por ello, la Cámara pide al Gobierno de Canarias que impulse la Ley de Participación Ciudadana y todos los «mecanismos legales» con el fin de que se lleve a cabo la consulta popular a través de una pregunta específica que cuente con el «consenso» de la sociedad canaria.

Asimismo, el texto aprobado recoge que la consulta es una «continuidad» en la movilización social e institucional en las islas, y rechaza la «imposición unilateral» del Estado de unas prospecciones que afectan al «interés general» del archipiélago.

Los grupos parlamentarios también han acordado «solidarizarse» con la posición unánime adoptada por el Parlamento de Baleares contra las prospecciones proyectadas en esa Comunidad Autónoma.

La diputada del Grupo Popular, Águeda Montelongo –que no logró que se aprobara ninguna propuesta de resolución– ha pedido «fecha y hora» al presidente canario, Paulino Rivero, para reunirse, y ha insistido en que Canarias tiene una oportunidad para «asegurar un futuro mejor» para los jóvenes canarios.

Ha recordado que el PSOE aprobó autorizaciones en Tarragona y Baleares, y ha incidido en que la última comunicación del Ejecutivo canario responde al «interés personal» del presidente y su carrera por la candidatura electoral.

Asimismo, ha rechazado que Rivero «ondee la bandera del independentismo» y utilice la «propaganda» para rechazar la búsqueda de «oportunidades de futuro». «Solo se trata de saber si hay o no petróleo, y se sabrá en tres meses», ha explicado, al tiempo que ha subrayado que el Gobierno central no responde a la convocatoria del referéndum porque es una ilegalidad.

El Grupo Popular intentó, sin éxito, que el Parlamento inste al Gobierno regional a acatar los permisos, que se coopere para buscar un canon fiscal en beneficio del archipiélago, y acabe con la amenaza de ruptura institucional y el «chantaje» contra empresas privadas.

El presidente del Grupo Nacionalista, José Miguel Ruano, ha dicho que «jamás» habrá un acuerdo con el PP sobre los sondeos, y ha calificado de «intolerable» que desde ese formación se vincule el proceso con la elección de candidato electoral en CC.

Trampa

Manuel Fajardo, portavoz socialista, ha señalado que el procedimiento de autorización ha sido «tramposo», e incluso, ha dicho que el Ministerio  de Industria «ha ocultado información». Ha negado que el Ejecutivo canario haga «amenazas y chantajes» a los accionistas de Repsol, y ha apuntado que José Manuel Soria «también representa a los canarios», no solo al resto de España.

Por el Grupo Mixto, su portavoz, Román Rodríguez (NC-PIL), ha insistido en que el Estado «ha despreciado» a los canarios en un «asunto tan sensible» y que tiene una «mayoría social» en contra. «Esta indignidad y desprecio no puede quedar impune, y tendrá consecuencias políticas», ha explicado.

El diputado del Grupo Nacionalista Ignacio González (CCN) se ha desmarcado de sus compañeros en una de las propuestas de resolución, ya que está a favor de que se explore la búsqueda de hidrocarburos, si bien también es partidario de que se haga la consulta popular para conocer la opinión de los canarios.

Rivero, crítico

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha insistido este jueves en que el Estado «pisotea» al archipiélago al aprobar la autorización de las prospecciones sin el consentimiento de las instituciones canarios, y ha alertado de que «se fragua» una «ruptura» de España con la sociedad canaria.

«En el Estado deben pensar responsablemente, nos tratan con una doble vara de medir y la sociedad canaria tomará buena nota de esto», ha señalado en el cierre del pleno extraordinario sobre las prospecciones petrolíferas.

Según Rivero, el Ejecutivo debe defender los «intereses generales» de Canarias y su modelo económico basado en la sostenibilidad y las energías renovables frente al «negocio» que representa la extracción de petróleo para Repsol. «Se trata de asumir riesgos para beneficiar a intereses particulares», ha indicado.

Asimismo, ha insistido en la «arbitrariedad» y «discriminación territorial» del Estado, y ha pronosticado que las prospecciones no se llevarán a cabo si los canarios están «juntos y unidos», como está ocurriendo en la actualidad.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario