Discapacidad SANTA CRUZ SOCIEDAD Solidaridad Sucesos

Usos fraudulentos de tarjetas para personas con movilidad reducida

Elblogoferoz.- Agentes de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife vienen detectando, últimamente, una serie de usos fraudulentos de las tarjetas especiales que permiten el estacionamiento en los reservados destinados a los vehículos de personas con movilidad reducida. Actuar ante este tipo de irregularidades no resulta fácil y para atajar estos comportamientos incívicos resulta imprescindible la colaboración ciudadana. De hecho, gracias a determinados avisos, en los últimos dos días se han retirado varios documentos de este tipo que eran utilizados de manera fraudulenta.

Uno de los servicios realizados, que terminó con la retirada de estas tarjetas especiales para el estacionamiento, supuso una labor de vigilancia y seguimiento a determinados usuarios de vehículos aparcados en los alrededores de la rambla Pulido. Los policías verificaron que hasta tres vehículos distintos disponían de tarjetas para personas con movilidad reducida que eran utilizadas, en diferentes turismos, por familiares de un hombre que sí tiene derecho a dicha autorización.

Con los datos recabados, los agentes realizaron diversas consultas en el organismo competente de la expedición de estos documentos, determinándose que el titular de la tarjeta autorizada había solicitado un duplicado de la misma, aunque seguía usando en su vehículo la autorización original. La nueva tarjeta era utilizada por su pareja, con otro coche, aunque la mujer no sufre discapacidad alguna. Por si fuera poco, una de estas tarjetas también consta que era utilizada por otro familiar de estas personas en un vehículo distinto.

El segundo caso detectado por la Policía Local se produjo cuando los agentes iban a intervenir con un vehículo estacionado sobre una acera y observaron que dicho coche portaba una tarjeta para personas con movilidad reducida. Revisando los datos del citado documento, se comprobó que su titular había fallecido hace tiempo y que su utilización era completamente fraudulenta. La conductora del vehículo reconoció los hechos y confesó que la tarjeta se la había prestado un amigo.

Todas las tarjetas fueron retiradas por los agentes y, junto a los oportunos informes policiales, fueron remitidas a la dirección general de Políticas Sociales del Gobierno de Canarias. Además, desde la Policía Local y este organismo oficial se está tramitando un procedimiento específico para la verificación de la autenticidad de estos documentos, puesto que se ha constatado que existe una notable picaresca al respecto. Además, estos hechos constituyen una importante irregularidad y una falta de civismo hacia unos usuarios de las vías públicas a los que se debe garantizar su accesibilidad.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario