Ciencia FIRMAS Medio Ambiente SANTA CRUZ SOCIEDAD Sucesos

Angelotes en Las Teresitas: una especie en peligro bajo tus pies. Por la asociación Tonina

Desde hace algunos años, durante los meses de verano se repite la misma historia en la santacrucera playa de Las Teresitas. Esta historia, que anda en boca de todos los bañistas es la de pequeñas mordeduras que sufren en los pies al introducirse en el agua para darse un refrescante chapuzón. Detrás de estas mordeduras, que por lo general no revisten mayor gravedad, se encuentra el Angelote (Squatina squatina), una especie pacífica de tiburón o  elasmobranquio, que puede llegar a alcanzar longitudes mayores a 2 m y pesos máximos de 80 kg.

Para muchos y especialmente para los que han sufrido su mordedura, es simplemente un incordio de pez que perturba sus días de playa y para el que las autoridades no han tomado medidas de control adecuadas. Pero nada más lejos de la realidad, ya que esta especie, en peligro crítico de extinción en Europa, ha encontrado en Canarias una oportunidad única para su supervivencia, dado que es uno de los pocos puntos donde se mantienen sus poblaciones.

Tras varias notificaciones sobre estas mordeduras por parte de usuarios de la playa a los biólogos de la Asociación Tonina, esta ha puesto en marcha un programa de estudio sobre la presencia de esta especie. En él se pretende estimar la abundancia y distribución de los ejemplares de angelote dentro de la playa santacrucera lo largo del año, con especial interés en las zonas más someras de la misma, dónde se producen el mayor número de interacciones entre los animales y los bañistas.

Los datos preliminares, obtenidos en el mes de Julio de 2014, han puesto de manifiesto una densidad de angelotes próxima a 1 angelote por cada 100 m2 de área. Los tamaños de los ejemplares oscilaron entre los 23 y 35 cm de longitud, siendo todos ellos crías y juveniles inmaduros, por lo que parece confirmarse el área como una zona importante para su cría y desarrollo. Respecto a la distribución de los ejemplares, se observan mayor número de angelotes en la zona central de la playa, aproximadamente entre el acceso 9 y 4. Parece también existir además un incremento de individuos durante los periodos de bajamar, lo que provoca que el área disponible para los ejemplares disminuya y se concentren en zonas someras.

mordedura Squatina
Una mordedura de angelote.

La densidad de individuos de pequeño tamaño parecen indicar que la playa de Las Teresitas está siendo utilizada como un área de cría, donde las hembras vienen a parir, permaneciendo en la zona los ejemplares jóvenes, que son en la mayoría de los casos responsables de las pequeñas mordeduras sufridas por los bañistas.

Desde Asociación Tonina creemos que el conocimiento y divulgación entre los usuarios de la presencia de esta especie y su comportamiento ayudaría a evitar alarmismos innecesarios, con lo que disminuiría la probabilidad de interacción con la misma. Así mismo la presencia de una especie, seriamente amenazada en Europa, en la playa santacrucera puede ser un valor añadido para aquellos usuarios aficionados a las actividades subacuáticas como el “snorkel”, que tendrían una oportunidad única para admirar a estos bellos animales en su medio natural, siempre y cuando se haga con respeto y precaución.

El programa de muestreo que se está realizando por parte de la Asociación Tonina, continuará al menos durante un año. Se espera que con los datos obtenidos se pueda llegar a asesorar y establecer pautas para evitar problemas futuros a los usuarios de la playa.

* La Asociación Tonina está integrada por científicos de la línea de investigación de cetáceos de la Universidad de La Laguna. (http://asociaciontonina.com)


Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario