Sin categorizar

Leonor Bonilla e Ilaria Tarchiani darán vida a Clorinda en ‘La Cenerentola’ de Ópera de Tenerife

Elblogoferoz.- La soprano española Leonor Bonilla y la italiana Ilaria Tarchiani serán las encargadas de dar vida al papel de Clorinda en ‘La Cenerentola’, la ópera de Rossini que será puesta en escena entre los días 23 y 26 de octubre en el marco de Ópera de Tenerife, pero antes, ambas cantantes asistirán a Ópera Estudio, una academia de perfeccionamiento artístico integral que convoca a doce cantantes en el Auditorio de Tenerife ‘Adán Martín’.

En la trama ideada por Rossini y su libretista, basada en el cuento de Perrault, ‘La Cenicienta’, Clorinda es una de las hermanastras de Angelina, la protagonista. Es, por tanto, una de las malas de la historia. Un personaje que, según Tarchiani, tiene «un carácter muy fuerte y descarado, dispuesta a todo para conquistar al príncipe».

Leonor Bonilla afirma que es «un papel cómico y como tal hay que enfocarlo». «Vocalmente no es un rol demasiado exigente, aunque cantar Rossini siempre es complicado. Su dificultad consiste en darle ese carácter bufo que necesita y hacerlo fresco, sencillo, sin olvidar darle toda la intención al texto. Clorinda tiene que ser divertida, histriónica, es lo que la hace destacar en la ópera y lo que la diferencia de ‘La Cenerentola’ que, junto al Príncipe, lucen por los pasajes de coloraturas y virtuosismo vocal», detalla la artista.

Respecto a lo que pueden aportar a su papel, Bonilla cree que le insuflará «espontaneidad, expresividad y soltura». «Musicalmente es un papel que se adapta bien a mi tipo de voz ligera y al estilo de repertorio en el que por ahora me centro, que es fundamentalmente belcantista. Escénicamente, ser ‘la hermanastra mala’ da juego y es un rol muy agradecido», reconoce la soprano.

«Rossini creó un único papel para soprano en la obra, y aunque de niña hubiera soñado con ser Cenicienta, me alegro de dar vida a la hermanastra porque está llena de momentos e intenciones a los que se le puede sacar partido. Por ejemplo, la ópera comienza con Clorinda practicando unos ejercicios de danza  para mí, que he sido bailarina tantos años, me resulta especial y divertido, y estoy deseando trabajar en el personaje», añade.

Por su parte, Ilaria Tarchiani cree poder aportar como intérprete un carácter «muy extrovertido, divertido y seguro» de sí misma. Un papel que Leonor define como «superficial, arrogante, boba y vanidosa; y supone el contrapunto a Angelina, a la que mueve la bondad, la sencillez y el amor».

Clorinda es la mayor de las dos hermanastras, hijas de Don Magnifico, con el que maltratan y hacen la vida imposible a Angelina, la Cenerentola. «Ha sido criada con la mayor de las comodidades y educada con el propósito de contraer un matrimonio que le garantice una buena posición social, y su mayor ambición es casarse con el Príncipe Ramiro. La exageración de sus características desde el punto de vista cómico es lo que hace que el personaje resulte ridículo y divierta al público», afirma Tarchiani, para añadir que es «el típico ejemplo de mujer adinerada, consentida e inmadura, al mismo tiempo que tremendamente egoísta».

Producción

Respecto a la descontextualización de la época en la que está planteada la producción de Silvia Paoli, quien sitúa la acción en el plató televisivo de un reality, la soprano española cree que a priori «puede chocar un poco porque es un planteamiento totalmente diferente al que estamos acostumbrados, pero puede ser interesante y seguro que muy divertido».

«Suelo ser partidaria de las producciones clásicas, aunque también estoy abierta a otro tipo de visión más transgresora siempre que no se pierda la esencia del argumento de la obra y todas las piezas encajen bien. Creo que estamos en un momento en el que hay que innovar y en el que el público también demanda ver cosas diferentes», reconoce la soprano. Por su parte, Ilaria se muestra «muy feliz y curiosa por la originalidad de esta propuesta escénica».

Ambas participan en el proyecto Ópera Estudio, una iniciativa que a Leonor le parece «muy buena de la que ojalá tomaran nota otros teatros en otras comunidades». «Para los que estamos empezando supone una gran oportunidad de formarte, trabajar y perfeccionar con buenos maestros y abordar un papel de una ópera dentro de la temporada lírica del teatro. Personalmente me siento muy afortunada de poder formar parte del proyecto; el ritmo de trabajo y ensayos será duro e intenso, pero voy con ganas de aprovecharlo al máximo y estoy segura de que será una experiencia enriquecedora en todos los sentidos», una percepción que la cantante italiana comparte y que define como «una experiencia única».

De las dos artistas, la única que conoce el Auditorio y la isla es Ilaria, quien estuvo el pasado año asistiendo a las funciones de ‘Così fan tutte’, de Mozart. Leonor espera encontrar «una experiencia artística y profesional satisfactoria, buenos compañeros y buen ambiente de trabajo». «Es la primera vez que viajo a las islas y siempre ha sido uno de mis destinos soñados», admite.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario