Sin categorizar

Quirón Tenerife incorpora la plasmaféresis para tratar enfermedades autoinmunes

Elblogoferoz.- Hospital Quirón Tenerife ha incorporado este mes de julio a su cartera de servicios la técnica de la plasmaférisis, un tratamiento indicado para pacientes con enfermedades autoinmunes mediante el que se le extrae la sangre y se filtra para eliminar de ella el plasma con los anticuerpos circulantes que dañan los órganos.

La especialista en nefrología Tania Monzón explica que, de esta forma, Quirón Tenerife se convierte en uno de los pocos centros privados de Canarias que oferta esta terapia, que también tiene aplicaciones en otras especialidades médicas como la hematología, la reumatología y la oncología. Asimismo, está teniendo nuevas utilidades en el tratamiento de patologías del aparato digestivo, como la enfermedad de Crohn.

El primer caso tratado en el centro, relata la especialista, se corresponde con una mujer de mediana edad con una vasculitis sistémica con afectación renal. La doctora Monzón afirma que, como en la mayoría de los pacientes con esta dolencia, la primera medida a tomar es frenar, mediante un tratamiento inmunosupresor, la producción de los anticuerpos que atacan al propio organismo. Una vez establecida esta terapia, continúa la doctora Monzón, “es fundamental limpiar el organismo de los anticuerpos circulantes en la sangre que están produciendo el daño en el momento actual; y es ahí donde entra en juego la plasmaféresis”.

Tratamiento muy efectivo

Este procedimiento, similar a la diálisis, consiste en extraer la sangre al paciente para filtrarla y obtener el plasma, que es donde se encuentran los anticuerpos que intervienen en los procesos patológicos. “Normalmente se saca una media de dos o tres litros de plasma y, para mantener el balance de líquidos del organismo, se infunde la misma cantidad de un concentrado de albúmina”, señala la especialista.

“Este tratamiento es muy efectivo y, por supuesto, reúne todos los requisitos que garantizan la seguridad del paciente”, apunta la doctora Tania Monzón, para luego añadir que las complicaciones de esta técnica no son muy habituales y tienen que ver con una mayor tendencia al sangrado y las pequeñas hemorragias, ya que durante el proceso es necesario administrar al paciente un anticoagulante que evite que la sangre se espese demasiado. Asimismo, concluye, como este procedimiento elimina todos los anticuerpos sin distinguir entre los que están provocando la enfermedad y los que nos protegen, estos pacientes tienen un mayor riesgo de sufrir infecciones.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario