FIRMAS

El EGM sin prisas (II). Por Gorka Zumeta

 RNE ha interrumpido su tendencia alcista

Cara y cruz de los programas de la radio generalista española

Alfredo Menéndez y Soraya Sáenz de Santamaría, en RNE. A ninguna 
cadena le ha ido bien del todo  en el tramo informativo matinal

 

Continúa…

¿Dónde han perdido más las cadenas generalistas? Está claro, en su horario más crítico, el prime time de la radio: por las mañanas. No ha habido nadie, ningún comunicador de la radio española, que haya crecido claramente en el tramo de información matinal. Alfredo Menéndez, en RNE, ha tenido una de cara y otra de cruz. Ha crecido en unos tramos (de 7 a 8, 19.000 oyentes más; de 8 a 9, 21.000 oyentes más), pero ha perdido en otros (de 6 a 7, -9.000 y de 9 a 10, -38.000). Ernesto Sáenz de Buruaga no lo ha hecho mal del todo en su despedida de la Cope. Aunque en el cómputo general del programa, “La Mañana” pierda oyentes (-39.000 oyentes), lo cierto es que sus tramos han tenido una suerte desigual, porque ha subido de 6 a 7 (19.000 oyentes) y de 9 a 10 (12.000), pero ha perdido, mucho más, de 7 a 8 (-44.000 oyentes) y de 8 a 9 (-6.000). La SER ha entrado en pérdidas importantes en este tramo. Pepa Bueno se ha dejado por el camino miles de oyentes (la mayor caída registrada ha sido de 8 a 9, 229.000 oyentes menos).

Pepa Bueno en la SER

En el tramo del magazine hay un claro vencedor en esta oleada. Y se llama Carlos Herrera, en Onda Cero. De hecho, gracias a esta subida (no en el tramo informativo donde también ha perdido miles de apoyos) puede sentirse orgulloso de apuntar a crecimiento en su programa, frente al resto de la competencia que se sitúa en números rojos. Carlos es imbatible en el tramo del entretenimiento, y sobre todo su tono vitalista, e irónico. “Herrera en la Onda” ha ganado 73.000 oyentes nuevos, todos pescados por el cebo del magazine, y va camino de los 2.100.ooo oyentes. No es de extrañar que Cope persiga al almeriense para ocupar sus mañanas en solitario. Es un valor seguro. El resto, como ya he adelantado, ha registrado números rojos en este tramo, Javi Nieves, Gemma Nierga, y Alfredo Menéndez, sobre todo éste último que, proporcionalmente, ha sufrido más el revés en sus seguidores. No me gusta Menéndez en este tramo. Le prefiero en la información. Igual que Javi Nieves está más serio (tal vez como corresponde a su papel en Cope…) y Gemma Nierga está mucho menos divertida que en “La Ventana”. El peso no ya del humor sino del toque de humor se ha reducido de manera muy notable.

Carlos Herrera ha sido el gran beneficiado en esta oleada, 
aunque también ha perdido apoyos en el tramo informativo.

¿Esto quiere decir algo? Lo primero, que la información en esta segunda oleada del 2014 interesa menos, y los oyentes se han alejado de su sintonía habitual, y le han dado la espalda a la radio generalista. Lo segundo, una pregunta, o una reflexión: ¿está más aburrida la radio española en su tramo de magazine, cuando aquí tiene que echar el resto para atraer oyentes y dejárselos en herencia a los compañeros de la tarde? Está claro que en el magazine ha ganado la batalla el humor de Herrera. Para unos es un tipo de humor muy básico, a veces escatológico, siempre irónico, pero está claro que –les guste o no a los puristas- las mañanas de Onda Cero conectan más con los oyentes, sobre todo, está claro, con los que buscan decorar sus mañanas con un poquito de buen humor.

Las pérdidas globales del “Hoy por Hoy”, el buque insignia de la todopoderosa SER, son sangrantes. Se ha dejado por el camino casi 300.000 oyentes, prácticamente la audiencia total de EsRadio, de Jiménez Losantos. Pese a todo le saca a las mañanas de Onda Cero más de 700.000 oyentes. Pero la tendencia no está clara. Mientras que en la anterior ola les tocó subir, en ésta bajan.

Las autonómicas levantan cabeza, pero no todas

Las emisoras públicas más potentes, tradicionalmente, han obtenido resultados diferentes. Mientras que Catalunya Radio ha mejorado sus marcas, creciendo un 7,7 por ciento más (43.000 oyentes), Radio Galega pierde seguidores, y se deja un 22,4 por ciento de apoyos (-37.000 oyentes). Con suerte desigual, el ente público vasco, pierde con su emisora en castellano –Radio Euskadi (-28.000 oyentes)- y gana con sus emisiones en euskera –Euskadi Irratia (9.000 oyentes)-. De IB 3 u Onda Madrid mejor ni hablamos por la vergüenza de sus cifras. El resto se queda en zona positiva, Radio Castilla-La Mancha (6.000 oyentes), Aragón Radio (11.000 oyentes), Canarias Radio (13.000 oyentes) y Radio Principado de Asturias (8.000 oyentes).

Las tardes se han visto afectadas por estos malos resultados de la mañana, sin embargo, la Cope, con Ramón García y Onda Cero, con Julia Otero han sacado la cabeza en crecimiento, aunque no en audiencia global, donde sigue mandando “La Ventana”, de Carles Francino que en esta oleada se ha pegado el batacazo, con una pérdida de más de 160.000 oyentes. El catalán no va mal en su nuevo horario, aunque sufre altibajos difícilmente explicables en el EGM. Ahora, de hecho, ha superado por poco los niveles de la herencia de Gemma Nierga, teniendo una hora más de programa.

Ramón García ha renovado contrato con Cope 
gracias a sus buenos resultados

Particularmente me cuesta entender la respuesta de los oyentes al programa vespertino de RNE, que despuntó nada más empezar la temporada. Con “Ciudadano García” las tardes de la cadena pública encontraron un camino de ascenso y de nuevo atractivo. La tendencia ascendente se ha roto en esta tercera oleada. De hecho, “Esto me suena” ha perdido muchos oyentes (-59.000).  Me gustaría encontrarme en este blog con algún lector que se encuentre en esta misma situación: que haya abandonado la sintonía de la cadena pública para trasladarse a otro punto del dial para que nos explicara sus razones. Sí que es cierto que escuchar este programa requiere de voluntad de hacerlo. Su tipo de humor latente, sus contenidos, la forma en que se sirven incluso, exigen una militancia a los oyentes. Llama la atención porque no es el típico programa que pudiera esperarse de RNE. Para bien y para mal. No quiero decir que sea aburrido, en absoluto; pero sí algo iconoclasta con lo que ha sido la trayectoria de esta cadena. Algo que también le pasó a “Asuntos Propios”, de Toni Garrido. Pero éste, al final, convenció. Habrá que ver, como digo, la evolución del EGM y confirmar las tendencias. Ésta ha sido mala…

La noche también ha sido desigual en resultados, pero si tuviera que elegir, a la vista de los números arrojados por esta segunda ola del EGM de 2014, qué cadena ha tenido una mejor evolución, no dudaría: la Cope. Desde las 15:00 horas, aporta solo números en positivo, es decir, en crecimiento neto. En segundo lugar, Onda Cero, que sin embargo pincha en el deporte nocturno y en la madrugada. Seguiría con la SER, que, pese a bajar durante todo el día, remonta claramente por la noche, con “Hora 25 y, sobre todo, con “El Larguero”, que ha sumado más de 130.000 oyentes, y ha regresado, claramente, al club del millón de oyentes. Por último, la que sufre más vaivenes en su programación es RNE, pese a que Miguel Ángel Domínguez está de enhorabuena porque su informativo, “24 Horas ha sumado poco más de 30.000 oyentes.  Pero su madrugada es pobre, y en números rojos.

Miguel Ángel Domínguez repasando sus notas durante una entrevista 
a Rosa Díez. Ha ganado oyentes con la tendencia en contra de RNE.

¿Por qué ocurre esto? ¿Por qué, precisamente, los informativos nocturnos que crecen son los de, sobre todo, la Cope (+138.000 oyentes) y la SER (13.000 oyentes). No es nuevo mi argumento, ya fue objeto de un post específico, cuando destaqué la importancia estratégica del deporte en la radio generalista, en ese análisis que titulé “Informativos nocturnos: ¿de quiénes son los oyentes?”. Del tirón del deporte, el final de la Liga, se han beneficiado los que mejores equipos de deportes tienen: la líder y la aspirante a líder, la cadena de los obispos, que se ha dejado una pasta en la contratación del equipo saliente de la SER, con Paco González a la cabeza. No quiero tampoco afirmar (sería gratuito) que los informativos nocturnos no se merezcan estos números, pero sí que no son todos suyos. La alteración de la programación con los deportes, omnipresentes en la radio convencional, tiene sus pros y contras. Y el EGM los refleja en toda su crudeza.

Veamos estos cuadros a continuación. En ellos he destacado los grandes programas que más oyentes ganan y, por el contrario, los que más oyentes se dejan por el camino. Dicho de otra manera, los que han celebrado esta oleada del EGM con una copita de cava y los que no lo han hecho:

GRANDES PROGRAMAS QUE MÁS OYENTES HAN SUMADO

PROGRAMAS 2ª OLA 2014 1ª OLA 2014 DIFERENCIAS
“La Linterna”(Cope) 723.000 585.000 138.000
“El Larguero” (SER) 1.131.000 1.036.000 131.000
“Herrera en la Onda” (OC) 2.094.000 2.021.000 73.000
“Julia en la Onda” (OC) 545.000 478.000 67.000
“La Tarde” (Cope) 377.000 319.000 58.000
“El Partido de las 12” (Cope) 512.000 476.000 36.000
“La Brújula”(OC) 561.000 530.000 31.000
2ª ola EGM 2014

GRANDES PROGRAMAS QUE MÁS OYENTES HAN PERDIDO

PROGRAMAS 2ª OLA 2014 1ª OLA 2014 DIFERENCIAS
“Hoy por Hoy” (SER) 2.865.000 3.158.000 -293.000
“La Ventana” (SER) 868.000 1.036.000 -168.000
“Las Mañanas” (RNE) 831.000 998.000 -167.000
“Esto me Suena” (RNE) 249.000 308.000 -59.000
“Al Primer Toque” (OC) 284.000 319.000 -45.000
“La Mañana” (Cope) 1.015.000 1.054.000 -39.000
2ª ola EGM 2014

En primer lugar, y en justicia, hay que decir que quienes más oyentes tienen (la SER) son los que más oyentes pierden, en proporción, pues su tarta es más grande. Pero, en este mismo sentido, llama la atención que, en programas que tienen muchos menos oyentes, las pérdidas sean tan desproporcionadas. Me explicaré de otra manera: no es lo mismo que “Hoy por Hoy” pierda casi 300.000 oyentes, que lo es; cuanto que RNE se deje en sus mañanas 167.000 oyentes. Algo está pasando, sobre todo en el tramo del magazine. Lo mismo le ocurre al programa de las tardes de la emisora pública.

Carlos Alsina no tiene el fuerte apoyo del deporte de Cope.

En el cuadro de los números en positivo, y salvando el crecimiento, notable desde luego, de los tramos nocturnos, gracias principalmente, como afirmaba antes, al empuje del deporte (el fútbol), llama la atención el crecimiento de los programas de Onda Cero. Julia Otero se ha beneficiado, de su propio esfuerzo, como es lógico, pero también de la buena racha de su compañero de filas, Carlos Herrera. Ramón García ha podido renovar contrato con Cope gracias a su crecimiento progresivo y Carlos Alsina también participa de la tendencia alcista de su cadena.

Continúa…

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario