FIRMAS Juan Velarde

Karmele Marchante, el tsunami independentista. Por Juan Velarde

 

20140718074340-karmelemarchante.jpg

¡Qué mal tiene que estar el nacionalismo más exacerbado en Cataluña para tener que recurrir la figura de Karmele Marchante y que ésta apoye esa causa del derecho a decidir! ¿A decidir qué? cabe preguntarse por otro lado, porque hasta la fecha sólo se le da voz en el territorio y los medios catalanes a las voces que están a favor de ese referéndum, pero no se escucha a organizaciones como, por ejemplo, la de Francisco Caja y su Convivencia Cívica, que en los medios nacionales ha puesto bien clarito y desmenuzado las atrocidades de los naziseparatistas con los que Mas y compañía se van de cuchipanda buscando la proclamación de la república catalana.

Pero está claro que cuando la propaganda separatista de Omnium Cultural tiene que tirar de una figura extravagante como es la de Karmele Marchante, es que algo va verdaderamente mal, que el mensaje no llega a la calle, que esto de la independencia es una ocurrencia de cuatro mendrugos, bien pagados, eso sí, y que intentan vender una idea que no cala entre el pueblo. Los catalanes de bien, que los hay y mucho, rechazan cualquier tipo de separación del resto de España. Es normal el sentimiento de pertenencia al terruño pequeño, desde el sevillano, al lucense, pasando por el madrileño, el cántaro o el leonés, pero independientemente del lugar de origen, todos se sienten españoles y orgullosos de haber nacido en esta nación.

Que la organización cultural independentista catalana, más que bien untada de subvenciones por parte del Gobierno de CiU y ERC, haya tenido la ocurrencia de pedir la participación de Karmele Marchante muestra bien a las claras que según se acerca el 9 de noviembre de 2014 hay cada vez más miedo dentro de las filas separatistas a realizar la consulta secesionista, temor a que no voten ni los amigos. Sólo les falta, ya que quieren ‘salvamizar’ ese referéndum, que hagan unas galas previas, conducidas bajo la dirección de Jorge Javier Vázquez y con Belén Esteban llamando a votar. Salir, no saldrá la independencia, pero bien que nos íbamos a echar unas risas.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario