Gastronomía SOCIEDAD

GASTRONOMÍA. Dula y Pipa abre sus puertas en La Orotava apostando por lo autóctono

Elblogoferoz.- El restaurante Dula y Pipa, una decidida apuesta por el producto autóctono de calidad, ha abierto sus puertas en el municipio tinerfeño de La Orotava, de la mano de Seve Díaz, jefe de cocina, y de Juan Carlos Clemente, asesor gastronómico. Este nuevo espacio, con un concepto muy definido en torno al producto local, forma parte del proyecto de La Granja Verde. Ubicado en las antiguas instalaciones de Oasis del Valle, en el Cruce del Ramal, cuenta con dos restaurantes, además de dos espacios para eventos y celebraciones y, próximamente, se prevé la apertura de la Finca Temática, una finca visitable que acogerá una amplia representación de la agricultura y la ganadería canaria, todo ello bajo la gerencia de Leticia Dorta.

Gastronomía creativa canaria, muestras de artistas canarios, y una apuesta por los vinos de las islas son algunas de las características que definen a Dula y Pipa. El horario es de miércoles a domingo, de 12.30 a 16.30 horas y viernes y sábado también 18.30 a 23:00 horas (reservas: 922 333 509 o info@lagranjaverde.es).

Chicharrones con gofio de millo, almogrote de cosecha con pan de leche, huevos de jabada estrellados con papas de color y cebolla de Guayonje; queso asado ahumado con compota de tomate y aloe vera, potaje de berros, salmorejo de tomates de la finca con huevos de jabada y virutas de queso; arroz meloso con bacalao y coliflor, pulpo embarrado asado con cebolletas y batata, conejo encebollado con majado de especias, cochino negro a baja temperatura, lacado con miel de palma, solomillo de añojo asado con menestra de verduras y papas risolada; borrachito de malvasía con jalea de hinojo y verduritas encurtidas y plátano caramelizado con cítricos y galleta de canela son algunas de las sugerencias que se encuentran en su carta.

Dula y Pipa propone una gastronomía muy vinculada al terruño, al producto y a la materia prima que se ‘cuece’ en la propia finca. “Ese es el concepto y la temática del restaurante», explica Juan Carlos Clemente, asesor gastronómico de La Granja Verde. “En Tenerife hay muchísimos restaurantes que están haciendo un buen trabajo, con propuestas muy diversas, pero creo que en esta línea no tenemos un sitio que represente el círculo cerrado, es decir, en el que recolectes tus huevos, planifiques tus ensaladas con los productos que tienes en la huerta o elabores y degustes un queso con la leche que recolectas en el mismo espacio. Esto para nosotros es un privilegio y para mí, como cocinero, es lo máximo. Para el visitante, tanto para el turista como el residente, creemos que es un complemento interesante y un puntito de cultura que nos gusta aportar”, afirma.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario