FIRMAS

Peder Christian Larsen. Por José Manuel Ledesma

Peder C. Larsen, Hijo Adoptivo de la ciudad y autor de la donación del reloj de flores existente en el parque García Sanabria, contará desde hoy con una plazoleta en la capital tinerfeña en su honor.

Natural de la ciudad danesa de Nyköebing Mors, nació el 1 de mayo de 1913, lugar del que fue nombrado hijo predilecto. Llegó a Santa Cruz de Tenerife el 9 de febrero de 1938, como secretario del consulado de Dinamarca, cargo que ostentaba Guillermo H. Olsen. Cuando el Sr. Olsen es nombrado cónsul general, el Sr. Larsen pasó a ocupar su lugar, a la vez que es nombrado cónsul de Finlandia.

Del Sr. Larsen se decía que era el cónsul de Dinamarca en Tenerife y el cónsul de Tenerife en Dinamarca. Estaba casado con una joven belga, Elsa, de cuyo matrimonio nació Dann, muerto muy joven. Su hija política Ellen, y sus nietos Ana y Thor, le animaron a continuar desempañando su labor.

Hijo adoptivo de Santa Cruz de Tenerife en 1979, residió en esta capital hasta su fallecimiento, el 25 de septiembre de 1996. A su entierro, en Santa Lastenia y cuya placa fue un regalo de Manuel Hermoso, acudieron las primeras autoridades, el cuerpo consular y un nutrido grupo de ciudadanos. La banda de música municipal interpretó los Cantos Canarios de Teobaldo Power.

El Sr. Larsen se adaptó pronto a nuestra idiosincrasia, pues su talante abierto y cordial encajó de inmediato en nuestra manera de ser. Aparte de su simpatía personal, era un caballero con una educación esmerada y siempre estaba dispuesto a llevar a cabo las obras sociales que se le pidieran.

Persona polifacética, generosa, optimista y con gran sentido del humor, tenía la capacidad de transmitir estos valores a los que le rodeaban. Hombre emprendedor y trabajador, con una visión comercial y progresista muy avanzada para la época, solía llegar a la oficina antes que sus empleados. Con su iniciativa y los contactos personales que poseía se ganaba la confianza de todos los empresarios.

Para incrementar nuestro comercio con el resto del mundo, el 19 de noviembre de 1959, trajo desde Alemania los primeros Télex Siemens que funcionaron en el Archipiélago, evitando de esta manera las demoras telefónicas con Europa que, por entonces, eran de hasta 4 horas. Gracias a su labor, Tenerife fue la Isla pionera en las comunicaciones telegráficas comerciales.

Peder C. Larsen

Gran amante del Puerto, los barcos y la gente de la mar, compartía su vocación marinera con Juan Antonio Padrón Albornoz. Juntos impulsaron las escalas periódicas del buque-escuela “Danmarck”, reuniendo, a bordo del mismo, a sus compatriotas residentes en Tenerife con las autoridades civiles y militares de la provincia. Como este barco era un asiduo visitante del puerto tinerfeño, el Ayuntamiento le concedió la Medalla de Oro de la ciudad, 9 de mayo de 1989, y le puso su nombre a la calle (Fragata Danmark) que comunica la avenida Benito Pérez Armas con Tomé Cano.

El Sr. Larsen organizó, mayo de 1956, la Primera Exposición Marítima de Tenerife, junto con Emilio Murillo Veguero, secretario de la Cámara de Comercio, aportando varias maquetas de barcos que aún se conservan en las instalaciones del Real Club Náutico.
Logró para el puerto de Santa Cruz de Tenerife la conexión de varias líneas marítimas con Dinamarca y Suecia, impulsando de esta manera las exportaciones de plátanos; de la misma manera, estableció en Santa Cruz una agencia para la emigración a Venezuela, servida con los trasatlánticos italianos “Surriento”, “Archille Lauro”, “Napoli”, “Lucania”, etc.

También instituyó las conexiones aéreas de la importante compañía sueca Scandinavian Airlines System (SAS).

Como director de la firma Guillermo Olsen y Cia. Ltda. ostentaba las representación de los automóviles Volvo, del güisqui Johnny Walter, el refresco Coca Cola, etc.

El Sr. Larsen regaló a Santa Cruz de Tenerife el reloj de flores que adorna la entrada del parque García Sanabria, así como dos cisnes negros para el estanque de dicho parque. Este era su lugar favorito, al que acudía todos los días, después de comer, a pasear y charlar con sus amigos.

Editó la primera Guía de Tenerife, traducida a varios idiomas. Para ello contó con la colaboración de su amigo, el arqueólogo y escritor Luís Diego Cuscoy.

Artífice de la Masa Coral Tinerfeña, financió la grabación del disco “La vieja Farola del Mar”, vals orquestado por Lalo Bastardi y cantado por Agustín Bermudez, y recopiló las coplas canarias de Elvira Machado.
Tradujo al castellano los cuentos de Ardensen.
Contribuyó a realizar la piscina municipal de Santa Cruz de Tenerife, a la que se denominó Acidalio Lorenzo puesto que había sido entrenador de su hijo Dann, un excelente nadador. Para su inauguración trajo desde Alemania un ballet acuático.

Creó en Los Cristianos el centro de tratamiento y rehabilitación sueco “Vintersol”, especializado en el tratamiento de la esclerosis múltiple.

A lo largo de su dilatada vida comercial y social ostentó los siguientes cargos:

– Cónsul General de Dinamarca, Cónsul de Finlandia, y decano del Cuerpo Consular acreditado en Santa Cruz de Tenerife.

– Director-propietario de la empresa Olsen y Compañía, establecidas en Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria.

– Presidente del Real Club Náutico, Vintersol, Federación de Natación, Ifara S.L., y Skal Club.

– Miembro de la Junta Directiva del Teleférico al Pico del Teide, Junta Insular de Turismo, Compañía Auxiliar del Puerto, e Hidalgos de Nivaria.

– Socio fundador del Club de Leones Castillo, organizando muchas campañas benéficas.

– Condecorado con las Encomiendas de Primera Clase: Orden de la Estrella del Norte y de Vasa (Suecia); Orden de la Rosa Blanca y del León (Finlandia); Orden de Galathea y de Dannebrog (Dinamarca); Orden de Mérito (España).

*José Manuel Ledesma, presidente de la Tertulia Amigos del 25 de Julio.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario