Educación LA LAGUNA SOCIEDAD

La ULL premia a los 30 mejores expendientes de acceso al centro académico

Elblogoferoz.- Un año más, la Universidad de La Laguna celebró su acto de reconocimiento a los treinta mejores expedientes de acceso al centro académico, una vez superada la PAU y conocida la nota media de acceso. Se trata de treinta jóvenes procedentes en su mayoría de Tenerife, pero también con representación de La Palma (4) y La Gomera (1), que han obtenido una calificación final que oscila entre 13,5 y 13,8 de un total de 14 puntos y más de 4.000 alumnos presentados a las pruebas de acceso en esta provincia.

Se trata, como señaló el rector, Eduardo Doménech, de un rendimiento académico sobresaliente, “que viene a coronar una trayectoria de esfuerzo y dedicación durante sus años de educación secundaria y bachillerato. Les aseguro que deben sentirse orgullosos de lo que han logrado, porque no es nada fácil”, alegó.

“Su progreso hasta ahora es destacable, pero es solo el principio”, prosiguió el rector, quien les adelantó que en septiembre comenzarán su etapa universitaria, “la cual les deparará muchas y agradables sorpresas en el plano intelectual, profesional, académico y también personal. Será una época de duro trabajo, se los anuncio desde ya. Pero, sabiendo cómo ha sido su paso por el instituto o colegio, no me cabe la menor duda de que se saldará con un éxito similar y que, pese al esfuerzo, la gratificación será igualmente grande”.

Doménech destacó que la universidad necesita contar con los excelentes, “con las personas que verdaderamente quieren desarrollar una vocación, que desean sacar lo mejor de la academia”. Y por ello los invitó a que formaran parte de esta comunidad universitaria. “Tenemos una atractiva y amplia oferta formativa en todas las áreas; profesorado motivado y preparado; personal administrativo listo para responder a sus necesidades, y las infraestructuras necesarias para afrontar su formación con garantías”.

El rector les adelantó en el transcurso del acto, celebrado en el Aula Magna de la Facultad de Economía, Empresa y Turismo, que aquellos estudiantes que finalmente elijan matricularse en la ULL se les regalará una tableta a partir del mes de septiembre, una vez haya terminado el proceso de matrícula y comience el nuevo curso, por gentileza de la Fundación Cajacanarias, cuya directora general, Natalia Aznárez, estuvo presente en la ceremonia. También participó la vicerrectora de Alumnado, Miriam González, quien ofreció a los estudiantes información acerca de los principales servicios con los que cuenta la institución destinados al alumnado.

 
Familias y centros educativos

Eduardo Doménech enfatizó el papel de las familias en la educación de los hijos. Así, apuntó que es evidente que parte del éxito académico de estos jóvenes se debe al apoyo que les han prestado sus progenitores durante todos estos años. “Si bien es verdad que la gente brillante lo es por naturaleza, hay que reconocer que ellos han visto en ustedes, queridos padres y madres, el modelo que deben seguir”.

“Porque nada es casual en esta vida, las personas tienen unos dones que les son dados desde su nacimiento, pero el buen uso que se haga de estas virtudes ha dependido en muchos casos del papel jugado por la familia. Ustedes han sabido acompañarlos, han respetado sus fracasos –aunque hayan sido pocos-, se han alegrado con sus éxitos, y han estado ahí siempre que sus hijos los han necesitado”, agregó.

También el trabajo de los centros educativos fue destacado por el rector en el transcurso del acto, en el que estuvieron presentes multitud de equipos directivos. “Somos conscientes de la gran labor que realizan día a día para ofrecer a sus estudiantes la mejor formación posible, por lo que, como colegas del ámbito de la enseñanza, aplaudimos su tarea cotidiana y la coordinación que mantienen con nosotros”.

El rector realzó las dificultades con las que se enfrentan hoy los profesionales, “con mayor diversidad en el aula, recursos económicos que desde luego no van en aumento y quizá menos herramientas para abordar una cuestión tan crucial como es la educación en un mucho tan cambiante como el que nos ha tocado vivir”.

“Ser educador es la mayor de las tareas que alguien pueda tener. De su brío y de su profesionalidad depende el futuro de muchas personas, jóvenes moldeables que aún están creciendo y a los que les queda mucho por aprender. Tienen ustedes un gran valor encauzando a las personas, como han sabido hacer con estos treinta jóvenes cuyo envidiable futuro está a la vuelta de la esquina”, concluyó.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario