Sin categorizar

España y Rusia firman el convenio que desbloqueará más de 600 adopciones de niños rusos

Elblogoferoz.- Los gobiernos de España y Rusia han firmado este miércoles el convenio que desbloqueará más de 600 procesos de adopción de niños rusos por matrimonios heterosexuales, pero que cerrará definitivamente la puerta a que los menores sean acogidos por parejas del mismo sexo o personas solteras.

Este acuerdo, cuando entre en vigor, pondrá fin a la angustia de la mayoría de las familias españolas que vieron cómo se paralizaban sus procesos por la decisión que Moscú tomó hace un año de frenar los trámites que vinieran de países que reconocen el matrimonio entre personas del mismo sexo, como es el caso de España.

Tras su firma por los dos Gobiernos, será remitido a las Cortes españolas y a la Duma rusa, por lo que su aprobación definitiva aún puede demorarse varios meses. Por parte española lo ha rubricado en el Palacio de Viana el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, en presencia de la titular de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato. En representación de Rusia, ha firmado el viceministro de Educación de Rusia, Veniamin Kaganov.

El Ministerio español de Asuntos Exteriores y de Cooperación ha expresado su deseo de que los trámites internos «concluyan cuanto antes con el fin de que la entrada en vigor se produzca a la mayor brevedad posible».

El convenio pondrá negro sobre blanco las condiciones que tendrán que cumplir los solicitantes para adoptar un menor de nacionalidad rusa y prohibirá que los niños sean acogidos por parejas homosexuales o personas solteras.

Además, permitirá que las autoridades rusas puedan solicitar informes sobre la situación de los menores rusos adoptados por familias españolas, «con independencia de la fecha de constitución de la adopción», según ha informado el Gobierno español. No obstante, se establece que este compromiso se articula en tanto que lo permita la legislación del Estado receptor (España).

La posibilidad de pedir informes sobre los menores dados en opción fue una de las últimas modificaciones que introdujo Moscú durante la negociación del convenio, junto con el compromiso de que las autoridades españolas garantizarán que el menor adoptado sea inscrito en la Matrícula Consular del Consulado de la Federación Rusa que corresponda por su domicilio.

Según han informado fuentes oficiales a Europa Press, las autoridades rusas podrán pedir a España reportes sobre la situación de los niños que han sido dados en adopción, unos informes que permitirían a Rusia conocer, por ejemplo, si se ha producido un cambio en su estructura familiar.

En consecuencia, las autoridades rusas podrían solicitar a las españolas que reubiquen al niño en otro entorno en caso de no estar conformes con la información recibida, cuestión que se analizaría caso por caso y ajustándose a la legislación española, para lo que se ha introducido una salvedad en el convenio.

Desde hace una década, Rusia se había convertido en el principal país, junto con China, al que acudían las familias españolas para adoptar. Desde 1999 unos 12.000 menores rusos han sido adoptados por familias españolas. Para los niños rusos, también España es uno de sus principales destinos, junto a EEUU e Italia.

En el año 2009, ante informaciones procedentes de países como Estados Unidos que apuntaban a maltrato de menores adoptados en Rusia e incluso tráfico de niños, el Kremlin comenzó a revisar todos sus acuerdos de adopción con el extranjero a fin de garantizar un seguimiento de la situación de los adoptados.

Homosexuales

Poco después, llegaron nuevas restricciones. Como Moscú no permite adoptar a homosexuales muchos de ellos iniciaban los trámites como familia monoparental para burlar la prohibición. Para poner freno a esta práctica, prohibió la adopción internacional de niños rusos por parejas del mismo sexo y paralizó todos los procesos iniciados por ciudadanos de países donde se reconoce el matrimonio gay, como España.

La medida afectó a más de 600 familias españolas, independientemente de que fueran matrimonios heterosexuales o familias monoparentales las que hubieran iniciado el procedimiento de adopción. De esas 600 familias, a unas 160 ya se les había asignado un menor.

Con la firma del acuerdo, España se convierte en el primer país del grupo al que afectó la nueva legislación rusa en cerrar un convenio de adopción con Moscú que permitirá reanudar las adopciones.

El departamento que dirige García-Margallo ha señalado en un comunicado que el convenio permite el encaje entre el Derecho de Familia español y el ruso, que presentan diferencias «notables», de manera que las familias españolas puedan seguir adoptando en Rusia, según los requisitos legales rusos.

Tras reiterar que la firma de este convenio era un tema «prioritario» para España por el elevado número de familias españolas afectadas, ha confiado en que «permita el pronto levantamiento de la suspensión de los procesos judiciales de adopción» así como el inicio de «nuevos expedientes bajo la cobertura jurídica apropiada».

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario