Sin categorizar

La Cámara y el Cabildo chequearán gratis al pequeño comercio y le ayudará a implantar mejoras

Elblogoferoz.- Entre diciembre de 2007 y diciembre de 2013, el pequeño comercio ha perdido más del 27% de su negocio y aunque en el primer semestre de este año ha mejorado sus ventas, lo cierto es que la crisis de consumo, la desconfianza en la situación económica y las subidas de impuestos siguen haciendo mella en esta actividad que en Canarias aglutina a más de 32.500 empresas y da empleo a cerca de 138.000 canarios.

Ante este contexto, la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife y eL Cabildo de Tenerife han puesto en marcha, un año más, el servicio de apoyo integral al pequeño comercio minorista, a través del Plan Integral de Apoyo a la Competitividad, subvencionado por la Secretaría de Estado de Comercio. En 2013, más de 13.600 comercios minoristas se beneficiaron de este Programa, de la mano de las Cámaras de Comercio.

En concreto, y con el fin de revitalizar el comercio de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, se realizarán Diagnósticos en el Punto de Venta, talleres de formación y planes tutorizados de Gestión en el Comercio, además de apoyar los procesos de relevo o traspaso de este tipo de establecimientos para conservar la actividad y mantener el empleo. Todas estas acciones que serán desarrolladas por la Cámara de Comercio y el Cabildo de Tenerife, cuentan también con el respaldo del Gobierno de Canarias.

Según manifiesta el presidente de la Comisión de Comercio de la Cámara, Fernando Plasencia, “el apoyo al pequeño comercio tiene que ser decisivo porque es un sector que debe jugar un papel fundamental en la salida de la crisis, ya que ha demostrado que su capacidad de generación de empleo es innegable, además de ser un elemento de atracción turística fundamental, porque hace y genera ciudad, entre otros aspectos”.

En este sentido, aplaude la reedición del Plan de Apoyo a la Competitividad del Comercio Minorista, especialmente en aquellos ejes que son tan fundamentales como el apoyo a la financiación, la eliminación de barreras, la apuesta por la innovación o el fomento del turismo de compras.

En cuanto a los Diagnósticos en el Punto de Venta, se trata de un chequeo del establecimiento comercial, por parte de un consultor especialista, en todas sus facetas, para poder determinar cuál es la estructura de su gestión comercial, así como sus puntos fuertes y débiles, con el objetivo final de conseguir una mayor rentabilidad de su punto de venta.

En él se analizará el estado actual, desde la óptica comercial del establecimiento y se elaborarán unas recomendaciones técnicas para la renovación y la mejora de la gestión del mismo. En una segunda fase, se ayudará a implantar las mejoras recomendadas, sean en escaparatismo y visual merchandising, en la gestión estratégica de la superficie de ventas o del lineal, o en la comunicación y promoción de ventas. Todo ello a través de los Planes Tutorizados de Gestión en el Comercio.

Los DPV que se realicen en el año 2014 son totalmente gratuitos para el empresario al estar subvencionados al 100% por el Ministerio de Economía y Competitividad a través del Plan Integral de Apoyo al Comercio Minorista 2014, y por fondos europeos FEDER gestionados por las Cámaras de Comercio españolas.

Durante el proceso de realización del Diagnóstico, se estimula al empresario para que realice una reflexión, de forma asistida por el técnico especialista, sobre su propio negocio. A través del DPV el comerciante va “a conseguir una propuesta de mejora competitiva, centrada en la gestión del punto de venta, que le va a orientar hacia una gestión proactiva del establecimiento comercial, de tal forma que se convierta en un elemento activo en la generación de ventas”, según explica el presidente de la Comisión de Comercio de la Cámara, Fernando Plasencia. Asimismo, el DPV facilitará información sobre cómo aplicar al negocio técnicas avanzas de marketing, comunicación, escaparatismo y merchandising.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario