FIRMAS

Efecto Neymar. Por Armando Pinedo

El diario New York Times ya lo dejaba caer recientemente cuestionando si estábamos ante el nuevo David Beckham al referirse a esta joven (y ya consagrada) estrella de fútbol, que este mes ocupa la portada de la edición brasileña de Vogue junto a otro icono de su país, la supermodelo Gisele Bündchen ante la cámara de Mario Testino.   No obstante, fuentes de la publicación han reconocido que el número está agotado y convertido en pieza de coleccionista, aunque habría que tener datos muy evidentes para considerar si se debe a la presencia de la modelo, a la del futbolista o a la explosiva y comercial combinación de ambos en una portada en un momento como el actual, donde el fútbol se convertirá en la gran noticia diaria de las próximas semanas.

Fuente: D.R.

Neymar da Silva Santos Júnior, de 22 años, elegido en 2012 por la revista SportsPro como el atleta más comercializable en el mundo, será (sin lugar a dudas) la gran sensación mediática del mundial. Con varios contratos publicitarios a sus espaldas, como el recientemente firmado por la marca de gafas Police, el jugador  comienza a defenderse como un auténtico hombre de negocios de su nombre y estilo, algo de lo que presume en otra importante portada, esta vez con él como único protagonista en el suplemento WSJ del diario Wall Stret Journal, donde viste de Calvin Klein. Según Kevin Carrigan, director general de Calvin Klein Internacional, “Neymar es el actual paradigma de lo que en nuestra empresa consideramos a una celebridad sexi y atractiva”. ¿Son estas palabras un adelanto subliminal del siguiente gran contrato de Neymar? Lo cierto es que el mundo editorial se derrite en elogios hacia su figura y su fuerte potencial comercial, algo que él parece vivir como una anécdota que no debe afectar su técnica en el campo porque, según apuntaba en la revista Sport Illustrated, “jugar al fútbol es lo más importante en estos momentos en mi vida. Es un deseo cumplido y debo mantener el ritmo de mi trabajo al cien por cien”.

Así que ahora que la repercusión mediática de David Beckham parece que se tranquiliza, sin olvidar la evidencia de que su rostro es de los más lucrativos de la historia, y que el reinado de Cristinao Ronaldo no apunta maneras de larga duración, Neymar podría convertirse en el próximo nombre que el mundo entero mencione a la hora de adquirir unos calzoncillos o una fragancia, aunque en este caso, dudo que sea un rostro que estén considerando las marcas de alta gama.

Fuente: D.R.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario