Canarias FUERZAS DE SEGURIDAD ESTADO NACIONAL SOCIEDAD

Mandos de la Guardia Civil alertan de un «conflicto sin precedentes» si el Gobierno no modifica la Ley de Personal

Elblogoferoz / Mónica Ledesma.- El desánimo y el desconcierto se han apoderado de la mayoría de los oficiales de la Guardia Civil, quienes permanecen a la espera de ver algo de luz ante la oscuridad que se cierne sobre el Cuerpo con la nueva Ley de Personal que regulará sus bases de formación y ascenso. Dicha norma, que se prevé sea aprobada a finales de julio o a principios de septiembre, eliminaría toda probabilidad de promoción a los oficiales más veteranos en caso de que el Gobierno se niegue a modificar su actual redacción.

Un 70% de los mandos, es decir unos 2.000 capitanes, tenientes, sargentos y alféreces en toda España, de los que 71 están en Canarias (34 en la provincia de Tenerife y 37 en la de Las Palmas), se verían afectados por esta reforma legal, al pasar a formar parte de una escala a extinguir. Una situación que no están dispuestos a tolerar y contra la que anuncian un conflicto histórico sin precedentes en el seno del Instituto Armado si finalmente sus demandas no son atendidas.

Así se manifestó Francisco García Ruiz, presidente de la Unión de Oficiales de la Guardia Civil Profesional, que tildó de «insostenible» la actual Ley tal y como está planteada. «La situación ahora mismo es crítica. Se acaba de cerrar el plazo para la presentación de enmiendas por parte de los partidos políticos y estamos a la espera de conocer en qué sentido se han planteado las modificaciones. No obstante, confiamos en que los puntos más conflictivos cambien, pues hasta el propio Partido Popular ha enmendado la normativa que impulsa el Ministerio del Interior».

No obstante, García Ruiz aclaró que la futura Ley de Personal de la Guardia Civil no es algo nuevo, pues comenzó a tramitarse en el año 2007 con el Gobierno de Zapatero, tras entrar en vigor el Plan Bolonia que obligó a readaptar las titulaciones universitarias al Espacio Europeo y, en este caso, obliga a eliminar las diferencias formativas entre las diferentes escalas del Instituto Armado.

guardia civil

«Lo que ha hecho el Ejecutivo del Rajoy es retomar el proyecto que elaboró el PSOE en su momento, el cual quedó aparcado tras las elecciones. Pero el problema radica en que la nueva ley fomenta la separación entre los mandos, pues hasta ahora están los que proceden de la Academia General Militar, y por otra los de promoción interna, que solo han pasado por la Academia de la Guardia Civil. Ahora, al equipararse los grados con esta normativa, lo que se busca es que primeros se equiparen a licenciados, mientras que los de promoción interna adquirirán una categoría similar a la de diplomado, pese a que a la hora de trabajar somos todos iguales, con las mismas funciones, la misma responsabilidad, los mismos cometidos y los mismos destinos».

Escala a extinguir

En este sentido, el oficial matiza que «para los mandos de promoción interna, en caso de que quieran ascender en escala, la futura ley dicta que deberán completar su formación durante un año para poder alcanzar el título de grado y equipararse al resto en cuanto a titulación, pero sin tener en cuenta la experiencia acumulada en años de servicio. Es decir, si por ejemplo hay dos tenientes que optan a capitán, y uno procede de formación militar y otro de promoción interna, el que ascenderá directamente en la escala será el primero, a pesar de que el segundo tenga más experiencia acumulada en sus años de servicio. De esta forma, los únicos que tendrán posibilidades de prosperar dentro del Cuerpo serán los oficiales que se formaron en la Academia General Militar sin valorarse los méritos, horas de trabajo, titulaciones universitarias que posean o los idiomas que hablen los que son sólo diplomados».

A su juicio, esta polémica norma lo que producirá de salir adelante sin ningún cambio al respecto es crear un limbo profesional entre los mandos de promoción interna, quienes si no se presentan a los exámenes o no los superan, quedarán en una escala a extinguir y sin expectativas futuras de ascenso. Una situación que afectará a unos 2.000 oficiales en España, de los cuales 71 están en Canarias.

En la provincia de Tenerife se encuentran actualmente trabajando un total 44 mandos, de los que 34 son de promoción interna y por tanto afectados por esta Ley. A modo de ejemplo, la totalidad de los mandos que están al frente de unidades desplegadas en el Sur de Tenerife (Playa de las Américas), en el norte (Puerto de la Cruz), en el Servicio Fiscal del Puerto Capitalino de Santa Cruz de Tenerife, o la compañía de la Isla de la Gomera, se verán afectados por esta reforma.

En el caso de la Agrupación de tráfico, se verán ignorados por esta Ley todos sus mandos, menos uno, ocurriendo lo mismo con los mandos destinados en La Palma. Ni tan siguiera unidades de prestigio, como el Sector Aéreo de Canarias, quedaran al margen de esta Ley sin sentido, ya que dos de sus tres pilotos con el empleo de Oficial de la Guardia Civil de promoción interna, se verán afectados por la normativa”, apunta la UO.

Mientras, en el caso de la provincia de Las Palmas de Gran Canaria, los oficiales procedentes de la Academia General suman un total de 13, y los de promoción interna llegan a 37.

Pese a este desconcertante panorama, y en espera de que las enmiendas presentadas corrijan este conflicto, el presidente de la Unión de Oficiales de Guardia Civil Profesional anunció que en caso de que la Ley siga su tramitación sin tener en cuenta las demandas del sector, «habrá un conflicto sin precedentes en el Instituto Armado, pues no vamos a quedarnos de brazos cruzados. A pesar de tener limitado nuestro derecho a manifestarnos, sí se están barajando otras acciones de protesta dentro de los márgenes legales, de las cuales por el momento no podemos comentar más al respecto», concluyó.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario