Sin categorizar

Controlada la plaga de pulgas detectada en el Pancho Camurria

Elblogoferoz.- El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, a través del Servicio de Control de Plagas y Gestión Medioambiental, mantiene controlada la plaga de pulgas registrada hace dos semanas en el asentamiento del Pancho Camurria. La concejal de Medio Ambiente, Yuri Mas, explica que “desde que se detectó esta situación realizamos una inspección del lugar, pudiendo comprobar que había una gran cantidad de estos insectos en los alrededores de la instalación deportiva”.

“Por ello –explica la concejal– realizamos un informe, en el que dimos cuenta de las medidas a llevar a cabo para solventar la plaga y proporcionar, de esta manera, las mejores condiciones higiénicas posibles para las personas que están asentadas en este lugar”.

El Servicio de Control de Plagas y Gestión Medioambiental, que dirige la concejal citada, ha desinsectado la zona afectada a lo largo de diferentes días, incidiendo en la zona de aparcamientos, el perímetro de la instalación deportiva, así como otras áreas a las que se ha podido acceder.

El Instituto Municipal de Atención Social (IMAS), que preside la concejala Alicia Álvarez, está interviniendo socialmente, con especial continuidad e intensidad, para lograr la inclusión social y el alojamiento alternativo de las personas que viven en citado asentamiento. Tras la reunión de coordinación llevada a cabo, a la que asistieron responsables de las áreas de Medio Ambiente, Servicios Públicos y Seguridad Ciudadana, se ha establecido un plan de trabajo para los próximos días, en los que se contempla una intervención integral.

Esta actuación incluye la limpieza de la zona, retirada de escombros y chatarras, retirada de animales sin vacunar y sin identificar y el desmantelamiento de varias casetas que se encuentran sin ocupantes. Esta intervención será previamente comunicada a los moradores del asentamiento y alrededores para que pueda discurrir con total coordinación y normalidad.

Simultáneamente a estas actuaciones, el IMAS seguirá con su intervención social individualizada, con el fin de proponer a las personas ocupantes del asentamiento alternativas de alojamiento y medidas para mejorar su calidad de vida y lograr su inclusión social.

Alicia Álvarez recuerda que “la intervención planificada no supone en ningún caso el desalojo de las personas que viven en la zona, sino la adecuación del asentamiento a unos niveles dignos para los ocupantes y para todo el entorno vecinal, siempre con el objetivo firme de conseguir el desalojo definitivo de sus ocupantes a alternativas mejores”.

El desmantelamiento de las casetas se irá produciendo paulatinamente, según se vayan abandonando por sus moradores, para evitar que otras personas puedan volver a ocuparlas. En definitiva, el trabajo continuado y coordinado permitirá la inserción de las personas que habitan las proximidades del Pancho Camurria, a la par que se mantiene unas condiciones mínimas de seguridad y salubridad en toda la zona.

 

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario