Sin categorizar

El primer acto oficial de los nuevos Reyes de España, con las víctimas del terrorismo

AGENCIAS.- Los Reyes Don Felipe y Doña Letizia se han reunido este sábado durante hora y cuarto con un numeroso grupo de víctimas del terrorismo, a quienes han escuchado en un encuentro que distintos asistentes han calificado de «cercano», «emotivo» y «entrañable».

Las víctimas han agradecido a los monarcas haberlas elegido para su primer acto oficial y han aprovechado la reunión para exponer a los Reyes sus reivindicaciones, que también ha podido escuchar el ministro del Interior, Jorge Fernández Díez, que les ha acompañado en el acto.

Antes de entrar en el Palacio, los Reyes han posado en una foto de familia con los 43 asistentes, con quienes han guardado un minuto de silencio en recuerdo de sus allegados asesinados a manos de ETA, o en atentados como los del 11-M y acciones terroristas en Afganistán e Irak.

Al encuentro han asistido, entre otros, las presidentas de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Angeles Pedraza; de la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo, Pilar Manjón, de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Mari Mar Blanco, del Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite), Consuelo Ordóñez, representantes de otras asociaciones y víctimas que han acudido a título particular como Irene Villa o Maite Pagazaurtundúa.

En el encuentro los Reyes han hablado uno a uno con todos los asistentes, interesándose en conocer cuáles eran sus inquietudes, ha relatado a la prensa al término del encuentro Mari Mar Blanco, quien les ha pedido «ayuda» para construir, también en el extranjero, «el relato de la verdad» del terrorismo de ETA, para que «en ningún país del mundo tengan dudas de quién es ETA».

También les ha pedido «colaboración», ha añadido Blanco, «para escribir el relato final (del terrorismo) basado en la memoria y en la justicia» pues hay más de 300 casos de asesinato y casi 500 de heridos que aún no se han resuelto.

Manjón ha coincidido con Blanco en que ha sido un encuentro «entrañable, cariñoso y muy distendido», lo que no le ha extrañado porque «la Casa Real siempre ha estado ahí». Ha revelado que Don Felipe se ha disculpado por convocarles un sábado en medio de un puente, si bien el gesto de recibirles en su primer acto oficial ha sido agradecido por todos.

Pilar Manjón le ha pedido a Felipe VI que España solicite al rey de Marruecos la extradición del asesino de su hijo, fallecido en los atentados del 11-M, si bien ha matizado que se trata de una gestión que debe hacer el Gobierno porque «el Rey reina pero no gobierna». «También se lo he dicho al ministro», ha dejado claro.

Irene Villa, víctima de un atentado de ETA cuando solo tenía 12 años y en el que perdió las dos piernas, ha agradecido el mensaje de «admiración» que el Rey les ha trasladado por su «fortaleza moral» y el compromiso de que nunca se van a olvidar de ellos, en línea con las palabras que Felipe VI dedicó a las víctimas en su discurso de proclamación.

Cambios en Casa Real

Por otra parte, Felipe VI relevará esta semana al jefe de la Casa del Rey, el veterano diplomático Rafael Spottorno, en el primero de los cambios que introducirá en el órgano que le sirve de apoyo en el desempeño de sus funciones constitucionales, han informado fuentes del Palacio de la Zarzuela.

Spottorno dirige la Casa del Rey desde septiembre de 2011, apenas dos meses antes de que adquiriese notoriedad pública la investigación judicial en torno a los negocios de Iñaki Urdangarin con el registro judicial de las sedes de varias empresas vinculadas a él y a su socio Diego Torres. El diplomático es un viejo conocido de la institución, donde trabajó como secretario general entre 1993 y 2002.

A él le ha tocado lidiar con todo el ‘caso Nóos’, cuyo largo sumario ha llegado a calificar de «martirio», por las continuas informaciones que en los medios de publicación se han publicado en los últimos tres años. Y él fue también quien, en una reunión con la prensa en diciembre de ese mismo año, anunció que Urdangarin quedaba apartado de la agenda de la Familia Real por su comportamiento «no ejemplar».

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario