FIRMAS Juan Velarde

Isabel Durán pone en su sitio a los políticos. Por Juan Velarde

Al pan, pan y al vino, vino. Tiene razón, pero que mucha razón Isabel Durán cuando coge la fusta contra los políticos que rehúyen del debate y del sometimiento al juego de las preguntas por parte de los contertulios de su programa en 13TV, ‘Más claro agua’. Ya le pasó en las últimas elecciones europeas cuando los candidatos de los principales partidos alegaron problemas de agenda o, como siempre, se vigilaban unos a otros para ver quién mandaba el partido A y así enviar a un primera o un segunda espada, de tal manera que al final no fueron ni primeros, ni segundos ni últimos espadas.

20140614132833-isabel01-420x210.jpg

Eso sí, tal y como contaba Federico Quevedo en el programa, un partido como el PP renunció al mailing (el envío de papeletas y demás propaganda) porque venía a costarle, si no escuché mal el dato, alrededor de cuatro millones de euros, lo que hizo saltar a Durán para expresar claramente que menos propaganda electoral en los buzones y más salir a los medios de comunicación a exponer y confrontar los programas. Sobre el papel, todos prometen el oro y el moro, pero cuando hay que debatir en el plató, algunos no pasarían la prueba del nueve.

Y estoy convencido que el cabreo de Isabel Durán es el de otros tantos periodistas que ven como resulta imposible poder montar una debate o traer a un político para ser sometido a un bombardeo de cuestiones y preocupaciones. Sí, es verdad que otros programas y en otras cadenas se lucen esos primeros espadas, pero tampoco nos engañemos, esas cuestiones están más que preparadas porque ningún partido deja nada al azar, al menos los considerados grandes. Vamos, para entendernos, no me veo yo invitando en la cadena X o Z a Mariano Rajoy y bombardearle continuamente por el caso de Luis Bárcenas o a la socialista Susana Díaz metiéndola en un aprieto con los escándalos de corrupción de la Junta de Andalucía.

Por eso, la denuncia que hizo Isabel Durán hace unos días está hecha en tiempo y forma, sobre todo pensando en que dentro de 11 meses tendremos elecciones municipales y autonómicas y dentro de año y medio habrá unos comicios generales. Y si los partidos clásicos siguen en la higuera, igual Podemos ya no saca 5, sino 50 o 100, por muy chavistas que sean, pero cuando hay tanta desafección…

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario