FIRMAS Marisol Ayala

Los restos mortales de la deportista canaria Pino Becerra serán incinerados en Islandia. Por Marisol Ayala

A. Castellano/M. Ayala

Los restos mortales de la deportista canaria Pino Becerra serán incinerados en Islandia

La familia viajará el lunes al país nórdico para tramitar el traslado de las cenizas. La fallecida, 42 años, fue durante unos meses mi entrenadora personal y me consta que amaba su trabajo.

Los restos mortales de la deportista grancanaria Pino Becerra, de 42 años, quien falleció el pasado fin de semana en un accidente durante una excursión junto a una amiga en el suroeste de Islandia, serán incinerados durante la próxima semana en la Reikiavik, la capital del país nórdico. Su compañera continúa desaparecida tras el suceso, por lo que un amplio dispositivo sigue buscando en Bleiksárgljúfri, donde ocurrieron los hechos. Dos de los hermanos de la fallecida tienen previsto viajar el próximo lunes hasta Reikiavik para cerrar los procedimientos burocráticos que les permitan incinerar el cadáver de Pino Becerra Bolaños.

Pino fue durante unos meses mi entrenadora personal y siempre destaqué en ella su disciplina, su decidida intención de abrirse camino en el mundo de la educación deportiva y su pasión por la vida. Mujer trabajadora, Pino Barrera, hermana de un  ex compañeros  de La Provincia, Ángel, era una deportista  de espíritu libre y muy disciplinada, insisto. Su actividad en el mundo de la preparación personal con sus alumnos se iniciaba a las 7 de la mañana y recuerdo que en el tiempo que la tuve como entrenadora acabó teniendo alumnos en lugares dispares de la ciudad. Y ella con su colchoneta azul enrollado a la espalda acudía puntualmente a cada cita. Hace unos días supe de la muerte de una joven canaria en Islandia durante una excursión, sin embargo, ha sido esta mañana al ver la foto de Pino en La Provincia cuando conocí su identidad.  Era ella. Lamento mucho su muerte y desde aquí le envío un abrazo especial a su hermano Ángel y mi cariño a su familia y amigos. Descanse en paz. En la foto Pino Becerra en el Parque Romano de Las Palmas de Gran Canaria.

 

RECUERDO ESPECIAL A MI ENTRENADORA: Pino fue durante unos meses mi entrenadora personal y siempre destaqué en ella su disciplina, su decidida intención de abrirse camino en el mundo de la educación deportiva y su pasión por la vida. Mujer trabajadora, Pino Barrera, hermana de un ex compañeros de La Provincia, Ángel, era una deportista de espíritu libre y muy disciplinada, insisto. Su actividad en el mundo de la preparación personal con sus alumnos se iniciaba a las 7 de la mañana y recuerdo que en el tiempo que la tuve como entrenadora acabó teniendo alumnos en lugares dispares de la ciudad. Y ella con su colchoneta azul enrollado a la espalda acudía puntualmente a cada cita. Hace unos días supe de la muerte de una joven canaria en Islandia durante una excursión, sin embargo, ha sido esta mañana al ver la foto de Pino en La Provincia cuando conocí su identidad. Era ella. Lamento mucho su muerte y desde aquí le envío un abrazo especial a su hermano Ángel y mi cariño a su familia y amigos. Descanse en paz. En la foto Pino Becerra en el Parque Romano de Las Palmas de Gran Canaria.

 

Según indicó Ángel, uno de sus hermanos, el deseo de la familia es que el próximo miércoles la funeraria acceda a realizar la incineración ya que se encuentran con el problema de que en el país escandinavo esta operación sólo se realiza los martes y, precisamente, el próximo es festivo en la región. Por ello, desde la Embajada de España en Noruega se está agilizando todo lo posible para que se realice durante la próxima semana para que así sus cenizas sean trasladadas el viernes a Gran Canaria. Asimismo, esperan la aprobación de la policía islandesa después de que ayer le realizarán la autopsia al cadáver de la grancanaria. Ángel Becerra, quien agradeció las numerosas muestras de cariños que han recibido estos días de amigos y conocidos de Pino Becerra, apuntó que en cuanto los restos se encuentren en el Archipiélago prevén realizar una misa-funeral en honor a su hermana.

Por otro lado, decenas de personas volvieron a rastrear ayer, por cuarta jornada consecutiva, en los alrededores de río de la zona de Bleiksárgljúfri para tratar de encontrar a la otra mujer desaparecida, una islandesa que acompañaba a Pino Becerra. La búsqueda se centra en un cañón adonde ambas habían ido de excursión

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario