FIRMAS

Los canarios vamos a pagar caro la privatización de Aena. Por Paulino Rivero

Es de sobras conocido que los aeropuertos canarios están entre los más rentables de España. Gran Canaria, Tenerife Sur y Lanzarote se sitúan a la cabeza de una red que conforman cuarenta y nueve instalaciones. Pero ésta es sólo una de tantas razones de peso para que el Estado acceda a la exigencia de Canarias de gestionar o cogestionar sus aeropuertos, tal y como recoge nuestro Estatuto de Autonomía.

Lo he manifestado ya en numerosas ocasiones: el Estado no puede silenciar ni desentenderse del carácter estratégico, básico, de los aeropuertos en territorios como Canarias.

Los canarios rechazamos la privatización de nuestros aeropuertos, un pilar básico para Canarias, para los canarios y nuestra actividad económica. Estamos claramente en contra de cualquier privatización porque, en el caso de las Islas, es un servicio básico e imprescindible, que requiere garantías y mejoras.

Ayer, tras el Consejo de Ministros recibí la llamada de la ministra, Ana Pastor, para comunicarme personalmente la decisión del Gobierno. Y a la ministra le comenté que los canarios nos oponemos claramente a la privatización –aún a la espera de conocer la letra pequeña– porque afecta a nuestra forma de vida. Reforzarnos como destino turístico no pasa por privatizar un servicio esencial, sino por mejorar la operatividad y rebajar las tasas. Dejar el servicio en manos de empresas que solo atienden al criterio de rentabilidad no es el camino.

Los canarios vamos a pagar la privatización de Aena. Privatizar y dejar en manos del interés únicamente empresarial la gestión de los aeropuertos de nuestras islas, donde esas instalaciones constituyen un servicio esencial, es un error.

A los canarios nos saldrá muy cara la privatización de Aena. Nos va a salir muy caro.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario