FIRMAS

Trasmediterránea, erre que erre con Canarias. Por Juan Carlos Díaz Lorenzo

Después de tres semanas de varada en el dique seco del astillero de Gibraltar, el ferry italiano “Albayzin” está de nuevo en la línea Cádiz-Canarias. Ayer tomó el relevo al ferry “Sorolla” en el puerto gaditano, que la ha atendido durante su ausencia y desde anoche ha pasado a cubrir la línea Almería-Melilla. Además, este año, a la vista de los pobres resultados de la campaña pasada, no hay producto “avión + barco”, pues no compensan los costes con los ingresos. Razón de más para mejorar la calidad del servicio en la línea marítima por excelencia.

Ya lo hemos dicho otras veces y lo volvemos a repetir. El ferry “Albayzin” no es el barco adecuado y menos en los meses de verano. No tiene espacios públicos suficientes para el pasaje cuando el barco tiene una ocupación elevada y para más inri, los coches viajan al aire libre. Incomprensible. Por el contrario, el ferry “Sorolla” dispone de mejores instalaciones, los coches están a cubierto y, además, ofrece piscina, cine, discoteca y una mejor calidad de servicio a bordo.

Parece que los papeles están invertidos. El ferry “Sorolla” y su gemelo “Fortuny” fueron proyectados para las líneas de Baleares, si bien después el segundo de ellos sustituyó al ferry “Juan J. Sister” –del que se rumorea un posible regreso– en la línea de Canarias. El ferry “Sorolla” cubre la línea Almería-Melilla en unas ocho horas y nos envían a un barco que es el que debiera estar en una línea con esa duración –muy criticado durante la temporada que permaneció en Baleares– y no las treinta y pico horas que invierte sólo en el tramo entre Cádiz y Lanzarote. Luego sigue a Las Palmas, Santa Cruz de Tenerife, Santa Cruz de La Palma y retorno vía Santa Cruz de Tenerife, Puerto del Rosario y Arrecife de Lanzarote.

Echamos de menos en Canarias a dirigentes políticos más preocupados y sensibles por la calidad del transporte marítimo con la Península, como sucede en Melilla con Juan José Imbroda. Seguramente, Trasmediterránea sería entonces más considerada con la atención al servicio en la línea Cádiz-Canarias, de la que cobra una subvención estatal. La alternativa está clara. La línea Canarias-Huelva con el ferry “Volcán del Teide” –de similares características al “Sorolla”–, gana cada día más adeptos. Así el público tiene donde elegir. Y también los cargadores, que son el meollo de la cuestión, pese a que en este aspecto Trasmediterránea tiene uno de los barcos más modernos y capaces de la Marina Mercante española, como es el buque “José María Entrecanales”.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario