FIRMAS

PERIODISMO RETROSPECTIVO. De Guerra de Corea (1954) a Ucrania (2014): ¿A dónde vamos? Por Miguel Leal Cruz

¿Dónde y cuándo se inicia el temor al enfrentamiento global entre los dos bloques antagónicos, e in crescendo?  He ahí la cuestión; si bien todos los pronósticos indican que siempre “se hará uso de la vía diplomática”, nunca actuar unilateralmente o, mejor, que los “teléfonos rojos” de los Gobiernos, desde ambas opciones, hagan uso de prudencia y sean disuasorios cuando haya motivos para ello.

En pasados días de crisis ucraniana apreciamos el acercamiento, y en este momento más que nunca, entre uno de los principales protagonistas, Putin (que en Moscú, recientemente, hace uso de esa vía diplomática) en acuerdo con representantes de la UE y de EE.UU y, de paso, invitando a los disidentes del este de Ucrania (pro rusos) no llevar a cabo el referéndum federalista (o separatista) anunciado, que sí ha tenido lugar; una vez que ha “recuperada Crimea” que sienta las bases para futuro “reparto”. O tal vez obedece al temor a nuevas sanciones (leves por ahora) a sumar las enormes pérdidas económicas para su país (que se colocará en recesión) si Europa opta por la compra de gas (o petróleo) en otros mercados. Si bien, en estos momentos la situación recuerda al inicio del conflicto en Siria de fatales consecuencias. Así lo advirtió un magnate sirio en estas latitudes.

Pero, después de Corea ¿cuántos incidentes como el citado han puesto al mundo en el borde de aquel enfrentamiento a que alude? Muchos, que es lo que nos hace reflexionar positivamente, salvo complicaciones latentes e imprevisibles.  Tras la última Guerra Mundial el hito más peligroso tiene lugar precisamente en la península coreana, 1950-54, en que ambas potencias optan por el “respeto recíproco” a pesar de las “bravuconadas” de MacArthur (artífice de la Paz con Japón) que llega a amenazar a los norcoreanos comunistas apoyados por la URSS y China con hacer uso de “la bomba atómica” (hidrógeno), siendo desautorizado y relevado por Truman que conocía la existencia de la prueba inminente de una explosión atómica por los rusos (parte en el conflicto), como así ocurrió, a poco de la firma de la paz  provisional en Panmunjón, como es sabido.

El problema de Berlín Oriental bajo dominio soviético, rebeliones en Hungría, Checoeslovaquia, y más tarde la injerencia en Cuba con la Crisis de los Mísiles, octubre de l962, a sumar la ocupación de Vietnam a partir de 1965, y…, hacen que la tensión entre ambos bloques alcancen cotas preocupantes (en especial por el temor a los arsenales atómicos cada vez más sofisticados (con artefactos de cobalto, fragmentación) y, en su virtud, la Humanidad se ha mantenido “sobrecogida” (o se mantiene) a decir de algunos.

Pero es que “la cosa” no finaliza aquí, la independencia de la mayoría de las colonias africanas donde igualmente “se enfrentan” ambos contendientes. El asunto palestino-israelí, Nasser, en Egipto, que bloquea el Canal de Suez con el padrinazgo de la URSS que, a su vez, pactan acuerdos de cooperación entre ellos la construcción de la gran presa de Assuán. Angola, Mozambique (donde interviene Cuba del brazo soviético) y un sinfín de colisiones en América Latina; surgen conversaciones sobre desarme, Salt 1 y 2, y sigue en el mosaico balcánico, desmembración del bloque Oriental (Pacto de Varsovia) con reajuste territorial, entre otros “incidentes”, todo lo cual nos obliga a pensar (con objetividad periodística) como ya se ha insinuado en “algún comentario escrito” con respecto a la última crisis entre ambos contendientes, ahora en nuestra Europa, que: «Se mantiene aquello de «la sangre no llegará al río» toda vez que otros enfrentamientos de similar tipo (entre las dos opciones ideológico-político-económicas de siempre) ya han tenido lugar en Guatemala, República Dominicana, Corea, Berlín, Cuba, Vietnam, Egipto (como se apunta más arriba) Chechenia, Irak, Afganistán (por ambos) Israel, Siria, Irán, Corea del Norte, entre otros, y nunca ha ocurrido nada GLOBALMENTE, a pesar de las pesimistas “reflexiones” de Fidel Castro en Granma.

¿Es o no? Queda claro merece una reflexión razonada y, sobre todo, confiar en la forma de proceder de los interesados en disputa y acudir, siempre, al aval de los Organismos Internacionales que pueden “desfacer el entuerto” como se dice en castellano antiguo.

Es lo que hay, por ahora. Si bien apuntar que ¡no nos gusta el andar de la perrita!

PERIODISMO HISTORICO SLU.

1 Comentario

Clic aquí para publicar un comentario

  • … Pero, después de Corea ¿cuántos incidentes como el citado han puesto al mundo en el borde de aquel enfrentamiento a que alude? Muchos, que es lo que nos hace reflexionar positivamente, salvo complicaciones latentes e imprevisibles. Tras la última Guerra Mundial el hito más peligroso tiene lugar precisamente en la península coreana, 1950-54, en que ambas potencias optan por el “respeto recíproco” a pesar de las “bravuconadas” de MacArthur (artífice de la Paz con Japón) que llega a amenazar a los norcoreanos comunistas apoyados por la URSS y China con hacer uso de “la bomba atómica” (hidrógeno), siendo desautorizado y relevado por Truman que conocía la existencia de la prueba inminente de una explosión atómica por los rusos (parte en el conflicto), como así ocurrió, a poco de la firma de la paz provisional en Panmunjón, como es sabido…
    Es opinión periodística desde la propia Historia.