Sin categorizar

Desaparecen los candados del puente Galcerán para «venderlos al peso»

Elblogoferoz.- El Ayuntamiento de Santa Cruz ha negado haber ordenado quitar los candados que cuelgan con mensajes de amor en las vallas del céntrico puente Galcerán de la capital. Según informó ‘Diario de Avisos’, recientemente un hombre, simulando ser un operario municipal, cortó con una cizalla los candados y, además, se llevó una varilla metálica que formaba parte del decorado del puente, con el objetivo de vender todo este metal al peso.

Desde el Consistorio local recalcaron que “no ha dado ninguna orden para retirar los candados, sino que alguien los ha ido cortando para venderlos”.

La moda de colgar un candado en un puente o monumento representativo para después tirar la llave como promesa de amor eterno nació a finales de 2006 gracias al libro para adolescentes del escritor y cineasta italiano, Federico Moccia, ‘Tres metros sobre el cielo’, donde sus protagonistas colgaban un candado en el puente Milvio de Roma.

Este puente comenzó a atraer el interés de las parejas, quienes usan el poste de luz sobre el mismo para colgar candados como señal de su amor. En el ritual, la pareja sujeta el candado al poste y luego arroja la llave al Tíber sobre sus hombros. Pero, el 13 de abril de 2007, a causa del peso de todos los candados, cayó una de las farolas. Tras ello, el alcalde de Roma mandó colocar unos pilares de acero unidos por cadenas.

Los cierto es que esta tradición que comenzó en el puente romano se extendió rápidamente por otras ciudades italianas e incluso del mundo, como París, Lituania, Hungría, Nueva York e incluso la Gran Muralla China. Las parejas de enamorados convirtieron en un ritual el colocar un candado para demostrar su amor en los principales puentes de las grandes ciudades.

Los candados del amor también llegaron a España, encontrándose en puentes de Sevilla, Zaragoza y, por supuesto, de Canarias. En Santa Cruz de Tenerife, las parejas comenzaron a aplicar esta moda hace unos años en varios puentes de la ciudad, como el  Galcerán, del que colgaban casi un centenar pero que poco a poco han ido desapareciendo.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario