Sin categorizar

Los enfermeros asumen el liderazgo en el cambio de modelo de salud en las islas

Elblogoferoz.-Con una alta participación, superior a los 200 inscritos,  el pasado fin de semana quedaron clausurados las VIII Jornadas sobre Innovaciones en Enfermería y el V Congreso Canario de Enfermería, un evento que celebran de forma conjunta la Universidad de La Laguna y el Colegio Oficial de Enfermeros de la provincia. En esta nueva convocatoria, que tiene lugar cada dos años, se han debatido los cambios a los que viene asistiendo la profesión, desde los legislativos y competenciales hasta en la práctica profesional; se han formulado alternativas para la sostenibilidad del sistema sanitario y se han puesto en valor aspectos como la ética en el trabajo y la deontología profesional.

Todos estos asuntos han centrado,  a grandes rasgos,  las dos jornadas de ponencias  y mesas redondas celebradas en el Aula Magna de Guajara, y en las que han participado expertos locales y de otras comunidades autónomas que vinieron a exponer otros modos de hacer. Asimismo, otros profesionales han contado su experiencia en el extranjero, como las enfermeras que trabajan en Reino Unido.

La importancia de este foro fue subrayado por las distintas autoridades del área de salud que intervinieron en la inauguración: la directora del Servicio Canario de Salud, Juana María Reyes; la directora de la Escuela de Enfermería, Mercedes Novo, y el  presidente del Colegio de Enfermeros de Santa Cruz de Tenerife, José Ángel Rodríguez. También pronunciaron unas palabras de bienvenida, el rector de la Universidad de La Laguna, y el alcalde lagunero, Fernando Clavijo.

Juana María Reyes reconoció los muchos cambios que vienen afectando a la Enfermería y que siempre generan incertidumbre, pero que tienen como objetivo que los noten los ciudadanos y reviertan en un beneficio en la sociedad. Reyes se refirió especialmente al paciente crónico como el enfermo al que hay que dar una solución singular dentro del sistema, una atención especializada que atribuyó a los enfermeros, a los que adjudicó también el liderazgo en hacer que la comunidad asuma y colabore en la implantación del nuevo modelo.

Ese liderazgo de los profesionales de la Enfermería es patente en otros lugares de España y del mundo, como se puso de relieve en las ponencias sobre las claves del cambio del modelo andaluz y sobre el modelo inglés, que en 1999 optó por instaurar los llamados “walk incentres”, centros de urgencias que no requieren cita previa, atendidos por enfermeras.

Una enfermera tinerfeña en un walk in centre

¿Se imaginan verse sorprendidos en la calle por un dolor fuerte, sufrir una quemadura o un corte; necesitar que le tomen la tensión o que le hagan un seguimiento a su medicación sin tener que ir a su centro de salud o a Urgencias hospitalarias? Para eso fueron creados los walk in centres en Reino Unido, a los que se puede acudir sin cita previa por accidentes menores o por alguna patología no grave.

La experiencia de tres años en uno de estos centros (Oxford) fue compartida por la enfermera tinerfeña, especializada en Urgencias, Inuba Díaz González, en el marco de las diversas propuestas que se expusieron en el Congreso para aliviar el sistema de salud.  El Colegio Oficial de Enfermeros de Tenerife apoya iniciativas como ésta por considerarla factible en España, y en las islas en particular.

Según explicó Inuba Díaz, los walk in centre son una iniciativa muy prometedora, pero requieren de una educación previa del paciente. “Es muy viable en España pero los usuarios deben comprender antes cómo funciona para maximizar los recursos y los resultados”, indicó.

La enfermera tinerfeña se refirió a un estudio que realizó junto a otra compañera inglesa en el que se vio que los “walk in centre” habían mejorado la satisfacción de los usuarios del sistema de salud inglés, porque les permitía un mejor acceso, pero no han alcanzado el nivel de rentabilidad deseado en tanto que no han evitado que los usuarios acudan también a los servicios de Urgencias o aliviar la carga a los centros de salud, que en Reino Unido están colapsados.

Estos centros tienen a su favor que abren los siete días de la semana, en un horario amplio, de siete de la mañana a diez de la noche;  permiten atender a los usuarios de patologías o emergencias menores sin necesidad de cita previa (cortes, quemaduras, fracturas, contracepción de urgencia…), y están ubicados en lugares idóneos, como una estación de tren o el centro de un pueblo, para facilitar el acceso a los ciudadanos.

En los centros se ofrece información y se hace promoción de la salud; hay una cooperación con otros servicios sanitarios y se maximiza el papel de las enfermeras que, a su vez, son gestoras de los centros y de los recursos, lo que implica “que promocionamos una buena praxis”, subrayó Inuba González. Son centros bastante autónomos, gestionados por enfermeras tituladas y con experiencia, capaces de planificar, implementar servicios y valorar la atención que se ofrece. La enfermera tiene un papel de liderazgo, lleva la iniciativa en la educación y desarrollo profesional, y valora la atención que recibe el usuario. De hecho, las enfermeras asumen la investigación de accidentes clínicos o de las quejas, para asegurar una atención segura y eficaz, de alta calidad, concluyó la enfermera tinerfeña.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario