Cabildos Canarias SOCIEDAD

Ricardo Melchior recibe la Medalla de Oro del Cabildo que presidió

Elblogoferoz.- El presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, entregó ayer la Medalla de Oro de la Isla de Tenerife a Ricardo Melchior Navarro, quien se ha caracterizado por su vocación de servicio público y defensa de la Isla a lo largo de su trayectoria política, destacando especialmente su labor como presidente de la Corporación insular –cargo que desempeñó durante 14 años- y como senador, contribuyendo de manera decisiva a la mejora y avance de Tenerife. El acto se ha desarrollado en el Salón Noble del Cabildo y ha contado con la presencia de numerosas personalidades de la vida política, social y cultural de la Isla, así como familiares y amigos del homenajeado.

Durante su intervención, Carlos Alonso ha destacado la figura del expresidente y tinerfeño durante su dilatada trayectoria política. “Lo inacabado no es nada”, comenzó Alonso, para recordar que esta frase del filósofo suizo Henri-Fréderic, “tan obvia y simple a la vez me hace hoy reflexionar sobre la figura de Ricardo Melchior. Un hombre que llegó a la política por casualidad y que ha logrado, tras su paso por el Cabildo, la consideración y el respeto de nuestra gente, a quien ha dedicado los mejores años de su vida y con mucho aún por aportar. El esfuerzo, coraje y tesón por cumplir sus objetivos, sorteando obstáculos y dificultades, es todo un ejemplo para quienes consideramos que el servicio público es el mejor de los oficios, para el que vale la pena cualquier sacrificio”.

“Después de haber tenido la oportunidad de trabajar a su lado unos cuantos años, he descubierto que su empeño, su tenacidad y ese tesón, han sido sus mejores aliados; los que siempre le acompañaron y evitaron que desfalleciera; los que le ayudaron a no bajar la guardia, a no rendirse. Esa firmeza para culminar lo que había comenzado es en definitiva, la esencia de Ricardo. Ese empeño e insistencia, con algunas dosis de paternalismo, forman parte de su ADN. Y esa era la solución al problema. Ese es el significado de: “Lo inacabado no es nada”. Que el éxito está en la lucha. Y Ricardo ha sabido librar la mejor batalla: la de la constancia”, aclaró Carlos Alonso.

Para el actual máximo mandatario insular, el éxito de Ricardo Melchior “tiene que ver más con la actitud, la ilusión, la pasión y el amor que se le pone a las cosas que uno hace. Es cuestión de creer y querer porque solo así, lo imposible se convierte en factible y todo aquello en lo que ponemos nuestro esfuerzo termina por suceder”.

Asimismo, Carlos Alonso aseguró que Ricardo Melchior “ha sido capaz de encajar en su cerebro los 2.034 kilómetros cuadrados que mide la superficie de Tenerife. En su cabeza guarda todas las carreteras, caminos, galerías, roques y montañas de la Isla. Cada pueblo, cada barrio y cada calle. Todo ello con sus hombres y mujeres. Con las personas de esta Isla, que es lo que más feliz le hace”.

Por su parte, Ricardo Melchior dijo que recibir esta distinción –que comparte con otros seis destacados tinerfeños- “supone, indudablemente, un gran honor para mí, que acepto y asumo como una responsabilidad con Tenerife y de ahí que quiero considerarla más que como un mérito personal, como un reconocimiento al trabajo en equipo durante más de 26 años, que he tenido el placer de compartir con todos los consejeros y consejeras del Cabildo de todos los grupos políticos y además durante 12 años con el Presidente Adán Martín. Todos o casi todos han sido hombres y mujeres comprometidos con Tenerife, con su territorio y con su pueblo”.

“Hemos trabajado juntos para convertirnos en una sociedad del conocimiento, una economía dinámica y competitiva; capaz de un crecimiento económico sostenido, acompañado de una mejora cualitativa y cuantitativa de empleo y con una mayor cohesión social. Junto con las infraestructuras adecuadas, que nos conviertan en un territorio atractivo en la economía mundial. Estamos consiguiéndolo, a pesar de las desfavorables condiciones del contorno”, señaló durante su intervención el expresidente del Cabildo.

Ricardo Melchior también indicó que “hemos aprendido del siglo XX, que todo lo que hemos logrado o haya logrado una sociedad: la libertad, el progreso, etc…no es alcanzado ya definitivamente (sobre todo el progreso). No es algo que no podamos perder. Es algo que para mantenerlo tenemos que estar vigilantes y actuar como ciudadanos responsables”.

Finalmente, Melchior tuvo palabras de recuerdo y agradecimiento para “personas esenciales y sin cuya ayuda, apoyo y comprensión nada me sería posible. Gracias a mi mujer Sabela y a mis hijos Nicolás y Ricardo, que no solamente han aceptado mi dedicación al Cabildo y a los tinerfeños, sino que en todo momento lo han apoyado. A mi familia, madre, hermanos, cuñadas y cuñados, así como a mis buenos amigos, que contribuyen a darle sentido a la vida. A todos ellos, muchas gracias”.

 

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario