FIRMAS Salvador García

Gocemos Mueca. Por Salvador García Llanos

Nada como hacer propia una iniciativa surgida para gozar de espectáculos al aire libre y fomentar hábitos culturales, nada como identificarse con ella. Se termina impulsándola y defendiéndola. Quienes estuvimos en la concepción y en el alumbramiento, al paso de los años, podemos sentirnos satisfechos. Mueca va, de todas maneras va… Como que hay hasta una plataforma cívica, Cómplices Mueca, organizada en una estructura abierta y participativa válida para contribuir al desarrollo de la convocatoria que, de esa forma, tendrá más valor. Es una confluencia ciudadana que debe transmitir algo más que un espíritu de equipo o colectividad: una convocatoria de estas características tendrá carta de continuidad y se consolidará si los actores sociales asumen un papel proactivo, si funcionan de manera coordinada y si encaminan hacia el éxito colectivo todos los esfuerzos que sean capaces de atesorar. Se trata, en fin, de una cooperación decisiva.

De modo que este Festival Internacional de Arte en la Calle despliega a partir de hoy una suculenta y atrayente programación que cuenta con dos llamativas novedades: por un lado, la creación de un espacio de conjunción entre directores de festivales internacionales y compañías de teatro con el fin de estudiar la viabilidad de futuras actuaciones, en La Recova, que era el nombre de aquel grupo teatral que a principios de los años ochenta retomó la sensibilidad teatral de la ciudad y llegó a experimentar con artes escénicas vanguardistas.

Por otra parte, aparece Puerto Street Art, un proyecto de mejora del entorno urbano mediante intervenciones artísticas en paredes medianeras, para entendernos murales de medio y gran tamaño que propiciarán una contemplación visual distinta y llamativa, una creación -mejor en plural: unas creaciones- para admirar.

Un despliegue, en fin, sobre doce espacios escénicos, un recorrido callejero, cinco paredes murales, cuatro calles temáticas, más de veinte locales y establecimientos con agenda cultural propia y con unos sesenta grupos artísticos.

Gocemos Mueca, claro, en la calle, pero adquiriendo conciencia también de que esta iniciativa debe servir para entender que la cultura es un canal a través del cual se reinvente la imagen y la oferta turística del municipio. Si el Puerto de la Cruz ha sido pionero en tantas cosas que, de inmediato, fueron interpretadas para proyectar su nombre como destino turístico, que no se pierda esta posición avanzada para captar mercados. Ese diálogo entre turismo y cultura debe enriquecerse. Que programas y planes del Consorcio de Rehabilitación Turística se involucren o sean materializados por su propia acción tiene que resultar positivo a la fuerza. La marca Puerto de la Cruz es la ganadora.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario