Canarias SOCIEDAD Sucesos

Roban instrumentación científica para la vigilancia volcánica de Tenerife

Elblogoferoz.- Científicos del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), organismo impulsado por el Cabildo de Tenerife a través del Instituto Tecnológico y de Energías Renovables (ITER), denunciaron el robo de instrumentación científica de una de las estaciones geoquímicas permanentes existentes en la Isla destinada a la mejora de la vigilancia del sistema volcánico de la Dorsal Noreste de Tenerife desde marzo de 2006.

Esta estación geoquímica, propiedad del ITER y al servicio del programa de vigilancia del Involcan, realizaba un seguimiento y medida de la emisión difusa de dióxido de carbono (CO2) en modo continuo, un importante parámetro para la vigilancia volcánica, y era la única estación de este tipo existente en la Dorsal Noreste de Tenerife.

Las pérdidas económicas ocasionadas por este robo son de unos 35.000 euros, el precio que costaría adquirir una nueva estación geoquímica sin contar con los costes económicos que conlleva la pérdida de información de este importante parámetro hasta que se encuentren los fondos necesarios para la adquisición de una nueva estación geoquímica.

El programa de vigilancia volcánica del Involcan en Tenerife contaba con una estación geoquímica instrumental permanente de este tipo para la mejora de la vigilancia en cada uno de los sistemas volcánicos de la isla que han experimentado erupciones históricas: Dorsal Noroeste, Dorsal Noreste y complejo Teide-Pico Viejo. El robo de esta instrumentación deja sin el registro de este importante parámetro para la vigilancia volcánica de la Dorsal Noreste; el sistema volcánico cuyas erupciones históricas han ocasionado el mayor número de pérdidas de vidas humanas relacionadas con el volcanismo histórico de Canarias (16 de 23 víctimas identificadas).

La monitorización de la emisión difusa de de dióxido de carbono (CO2) tanto en modo continuo, a través de estaciones geoquímicas como la robada en Teneirfe, como en modo no continuo, a través de campañas científicas periódicas como las que realiza el Involcan anualmente en la Dorsal Noroeste de Tenerife, son de una gran utilidad para la vigilancia volcánica. Son varias las razones que sustentan esta importancia, y entre ellas se podrían destacar las siguientes: Los gases son la fuerza motriz de las erupciones volcánicas; el dióxido de carbono (CO2) es el segundo componente mayoritario de los gases volcánicos después del vapor de agua y, además, el dióxido de carbono (CO2) es muy poco soluble en los  fundidos silicitados -magma- favoreciendo que este gas se escape con su facilidad de los sistemas volcánicos en profundidad.

La combinación de todos estos factores hace que variaciones significativas de emisión difusa de el dióxido de carbono (CO2) en muchos sistemas volcánicos sean una de las primeras señales de alerta temprana sobre cambios de la actividad volcánica, como se ha podido observar durante la reciente reactivación magmática de El Hierro.

Este acto vandálico pone en peligro el programa de vigilancia volcánica que el grupo volcanológico del ITER, ahora al servicio del Involcan, lleva realizando en Tenerife durante los últimos 17 años. Desde Involcan se hace un llamamiento a los causantes de este robo  para que puedan devolver esta instrumentación destinada a la vigilancia de la Dorsal Noreste de Tenerife. Asimismo se informa que se recompensará a toda aquella persona que proporcione pistas fiables sobre el paradero de esta estación geoquímica o sobre las personas que han materializado este robo.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario