FIRMAS

PERIODISMO RETROSPECTIVO. Canarias y Cuba. Por Miguel Leal Cruz

I.- CUBA: ELABORACIÓN DEL TABACO Y LOS “ISLEÑOS”

Como ya se ha dicho, los españoles en sus primeros recorridos por Las Antillas, desembarcan en la isla de Cuba por Maisí junto a Baracoa en la región más oriental y más agreste. Esta parte de Oriente es fácilmente dominada por el adelantado Diego de Velásquez cuando es vencido y muerto el cacique de origen dominicano Hatuey con sus guerreros taínos (denota relación entre islas)

Desde fuentes próximas a Cuba se desprende que: “Desde Jamaica, recién conquistada, parten las expediciones de Pánfilo de Narváez, entre 1512 y 1514, que desembarcan por la costa sur, Trinidad, y conquistan la parte central y occidental de Cuba. Hacia 1515, con la fundación de varias ciudades (Baracoa, Bayamo, Puerto Príncipe, Trinidad, Sancty Spiritus y La Habana), el cultivo y explotación del tabaco ya era conocido y enviado a España para su uso, en principio medicinal”. Canarias desde este momento conocía el producto por la función estratégica de sus principales puertos, y como puerta de acceso hacia las tierras recién conquistadas o en vías de colonización, a más de escala obligada para aprovisionamiento en la ruta del Atlántico, en especial a través de La Gomera y de La Palma, también Las Isletas y Gando en Gran Canaria.

El puerto de Santa Cruz de La Palma a poco de finalizada la conquista de la isla en 1493, se convirtió en punto crucial para el tráfico marítimo con aquellas posesiones americanas. Esta ciudad llegó a adquirir gran renombre y disponía de un Jugado de Indias que controlaba, para La Corona, el tráfico comercial con el Nuevo Mundo. Hasta el siglo XVII fue el tercer puerto del imperio español conjuntamente con Amberes y Sevilla. A partir de ahí el protagonismo pasó a Tenerife con los puertos de Garachico y de La Orotava.

Según Leonardo Torriani, ingeniero y cartógrafo a las órdenes del rey Felipe II, tanto portugueses, castellanos, franceses, flamencos y algunos genoveses, entre otros, habitaban en la villa del Apurón  (Santa Cruz de La Palma). Desde su puerto se embarcaban más de 4000 pipas de vino para las distintas posesiones del Caribe y Tierra firme, con destino o como escala en el puerto de La Habana principalmente.

Conocido el papel preponderante de la producción de azúcar en La Palma, en principio originario de Madeira para pasar a las Antillas, será otro producto fundamental que consolida la relación entre Canarias y Cuba: EL TABACO, con origen en dicha isla e importado para su elaboración, cultivo y consumo en esta y otras islas, y hacia el territorio continental español en rama o elaborado.

Para la Isla de La Palma las primeras referencias que se constatan de este producto, ya ampliamente explotado en Cuba y posesiones hispanas aledañas, como se ha dicho, será en el siglo XVII a través de unas escrituras protocolarias de arrendamiento investigadas por el profesor palmero Anelio Rodríguez Concepción. Éste en declaraciones a Radio Nacional de España en el V Centenario del Descubrimiento de América dijo que el trasiego del tabaco entre Cuba y Canarias ya era normal desde mucho antes, pero que se utilizaba “incluso como dádiva piadosa pues el Capitán Julián Felipe donó para el retablo de la virgen de las Nieves en 1672, entre otras cosas, 24 libras de tabaco para su venta en beneficio de la Patrona insular… ”

(sigue)

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario