FIRMAS

CRONICAS DE UN ERASMUS. Viaje a Bolonia. Por Antonio Herrero Álvarez

Tras el intento fallido del anterior viaje a Bolonia provocado por la huelga salvaje llevada a cabo por Trenitalia, la empresa pública de servicio ferroviario en Italia, de hace dos domingos, esta semana he podido visitar la ciudad de Bolonia.

Para empezar he de decir que la ciudad está muy bien conectada por tren, eso sí, casi te obligan a gastarte 50 euros ida y vuelta al tratarse del de alta velocidad. En mi caso, y al tratarse de un estudiante, preferí coger el único regional que parte de Florencia hacia Bolonia sobre las nueve de la mañana.

Bolonia

Nada más llegar uno se da cuenta de la importancia de esta ciudad como nudo de comunicación ferroviaria entre el centro y norte de la península itálica. El casco histórico no dista más de 20 minutos a pie de la estación central.

Una de los elementos que diferencia a esta ciudad del resto de la región, es la gran cantidad de soportales con los que cuenta. Una de las cosas que más me llamó la atención es el permanente recuerdo que se mantiene en la localidad por los partisanos boloñeses que lucharon contra los nazis entre 1943 y 1945. Además, los habitantes mantienen vivo el recuerdo a los más de 100 asesinados por el terrorismo acaecido en la década de los 80´.

Bolonia

El centro gira en torno a la Piazza di Netuno, y la Piazza Maggiore en la que se encuentra la catedral, que por otro lado y en mi opinión es bastante menos espectacular que la de Florencia. Además, la ciudad cuenta con dos torres que fueron construidas durante la Edad Media y que aún se conservan en bastante buen estado.

Sin embargo, por lo que es conocida Bolonia es por su universidad, la más antigua de Europa que data del 1088, lo que supone que todo en la ciudad esté orientado para los estudiantes. Además, fue la ciudad que acogió la firma de la declaración de Bolonia, precedente del famoso Plan que lleva el mismo nombre y que cambió el Sistema de Educación Superior Europeo. Curiosamente, este plan no se aplica en Italia.

Bolonia

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario