Sin categorizar

La Laguna se protege de los incendios

Elblogoferoz.-El Consorcio de Bomberos quiere  implicar a ciudadanos y responsables municipales en las acciones de prevención y protección contra incendios de La Laguna. Así lo expuso su presidente, Carlos González Segura, durante la celebración de un Foro de Comunicación en el que se presentó un Manual de Buenas Prácticas, elaborado por el Consorcio junto a profesionales de ocho países europeos para proteger a las ciudades Patrimonio de la Humanidad de futuros incendios.

El acto contó con la participación del consejero insular de Cooperación Municipal, Vivienda y Seguridad del Cabildo de Tenerife, José Antonio Valbuena, que valoró el trabajo realizado por el Consorcio Insular de Bomberos para la elaboración de este manual, cuyo desarrollo se enmarca en el proyecto europeo HeritProt y con el que  Tenerife ha conseguido sacar adelante un trabajo pionero en el campo de la prevención de incendios que se centra en atender las especiales condiciones que reúnen las ciudades con patrimonio histórico a la hora de tomar medidas tanto para evitar como para enfrentarse al fuego en el caso de que se produzca.

El proyecto también incluye la organización, el próximo mes de julio, de un gran simulacro en la iglesia de La Concepción que “permitirá poner en práctica los protocolos de evacuación y rescate de los bienes de interés histórico”, explicó el consejero.

Junto a ellos, acudieron al Foro  los concejales de Ordenación del Territorio y de Seguridad Ciudadana y Movilidad de La Laguna, Juan Manuel Bethencourt y José Alberto Díaz, junto con otros miembros del área municipal de Patrimonio Histórico,  además de responsables de la Asociación de Vecinos del Casco Histórico de La Laguna y de miembros de la Policía Local, Policía Nacional y  Protección Civil.

Medidas recogidas en el Manual

La evaluación de riesgos, el rescate y control de daños, los planes de contingencia y la formación son las cuatro grandes áreas temáticas en las que se divide el Manual de Buenas Prácticas, que recoge un total de 45 medidas diseñadas de manera específica  para hacer frente a las dificultades especiales que conlleva la prevención y protección contra incendios en un casco histórico donde el trazado urbanístico, los materiales y el propio diseño de los edificios contribuyen a una rápida propagación de los incendios.

En este contexto, una de las medidas planteadas por Carlos González Segura se refiere a la necesidad de cambiar la legislación para obligar a que todos los edificios con alto valor artístico, sean de uso público o privado, cuenten con su propio Plan de Autoprotección, cuya aprobación deberá ser supervisada por el cuerpo de Bomberos para verificar que se cumple con la norma vigente.

Según explicó “existen muchos edificios antiguos cuya estructura y material supone un desafió añadido para los cuerpos de seguridad a la hora de luchar contra el fuego”. Por eso, es importante  disponer de un Plan que aporte información y facilite un sistema de evacuación a los Bomberos en el momento de actuar

En esta misma línea, el Manual de Buenas Prácticas propone catalogar e identificar los edificios y bienes históricos de La Laguna con mayor riesgo de incendio, así como los que son especialmente sensibles para la población,  tales como colegios y hospitales,  para protocolizar su rápida evacuación y controlar daños.

Además, el presidente del Consorcio apostó por la creación de una Comisión Municipal de Protección de Patrimonio que contribuya a preservar los edificios y bienes de mayor valor histórico de La Laguna y permita aunar criterios entre todas aquellas personas que intervienen en su conservación, gestión y protección a fin de definir cuál es la mejor manera de intervenir en caso de incendio, explicó González Segura.

Bomberos de Tenerife también dedica una especial atención a la formación. En este apartado, se incluye la creación de un manual informativo para sensibilizar y formar a las personas que viven en el caso antiguo, así como el desarrollo de diversos cursos de formación dirigidos a atender las necesidades de los ciudadanos en general, como a dotar de conocimientos específicos a las personas que trabajan en los edificios históricos

Objetivo

“Nuestro objetivo -explicó Carlos González Segura- es conseguir que todas las personas que viven o trabajan en el caso de La Laguna estén perfectamente informadas sobre cómo actuar y cómo comunicar las incidencias que se produzcan para alcanzar la máxima eficacia en el supuesto de que haya que intervenir por incendio”.

Financiado con fondos europeos Interreg IVC el nuevo Manual de Buenas Prácticas será editado el próximo mes de julio, con vistas a que en un futuro próximo pueda aplicarse a cualquier ciudad que cuente con un caso histórico, sea o no Patrimonio de la Humanidad.

Además de La laguna, en este proyecto participa la ciudad española de Cuenca, así como las ciudades de Sighisoara (Rumanía), Riga (Letonia), Varsovia (Polonia), Vilnius (Lituania), Holloko, Bergen (Noruega), Liverpool (Reino Unido) y Angra do Heroísmo (Portugal).

 

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario