Sin categorizar

El Consejo Europeo de Investigación presenta en la ULL las ayudas a proyectos científicos

Elblogoferoz.- José Manuel Fernández de la Labastida, director del Departamento de Gestión Científica del Consejo Europeo de Investigación (ERC en sus siglas inglesas), presentó en el salón de actos de las facultades de Física y Matemáticas de la Universidad de La Laguna, las principales características de las convocatorias para investigación puntera que convoca anualmente su organismo, que entre 2007 y 2013 repartieron 7.500 millones de euros entre 4.400 proyectos de excelencia.

El especialista acudió a la institución académica invitado por el Vicerrectorado de Investigación y Transferencia de Conocimiento, cuya titular, Catalina Ruiz, fue la encargada de presentarlo. También estuvo presente el vicerrector de Internacionalización y Excelencia, Rodrigo Trujillo, quien moderó el turno de preguntas posterior con un público formado por más de treinta docentes e investigadores de todas las áreas de conocimiento de la ULL.

El objetivo del ponente era presentar este programa de ayudas para animar a los investigadores a presentarse, dado que en estos momentos se abre un nuevo periodo plurianual de esta convocatoria, enmarcada en el llamado Horizonte 2020, que será más ambicioso, dado que el presupuesto concedido por la Comisión Europea para repartir los próximos siete años será de 13.000 millones de euros.

El programa del ERC no está dirigido a cualquier proyecto científico, solo a aquellos que puedan considerarse «investigación de frontera», es decir, aquella que es más novedosa y arriesgada, que intenta ofrecer verdaderas revoluciones sin valorar tanto si se trata de investigaciones básicas o aplicadas, ni su disciplina: se prima, sobre todo, la idea.

En ese sentido, el especialista explicó como ejemplo del espíritu de estas ayudas que, aunque sus artífices realizan perfectamente su trabajo, aproximadamente el 5% de los proyectos financiados fracasan y no logran los objetivos previstos. Para Rodríguez de Labastida ello es la muestra de que realmente se trataba de proyectos arriesgados y, por tanto, con grandes posibilidades de fallar.

Las ayudas concedidas son cuantiosas, pues oscilan entre los 2 y los 3,5 millones de euros para proyectos de hasta cinco años, según sea el programa ERC al que se presente el candidato de entre los tres existentes: el «Starting», para investigadores entre los dos y los siete años tras doctorado; el «Consolidator», para investigadores entre siete y doce, y el «Advanced», para los que superen estos límites.

Lo que caracteriza al ERC es que es un órgano dirigido por científicos, y no por funcionarios europeos de la UE. Está formado por tres entidades: la Comisión Europea, que proporciona los fondos; el Consejo Científico, formado por 22 científicos que definen la estrategia, elegidos sin seguir cuotas de nacionalidad pero tratando de cubrir todas las áreas de conocimiento; y la Agencia Ejecutiva, que es encargada de implementar los distintos programas y convocatorias que convoca el consejo científico, y es la entidad a la que pertenece el ponente.

El comité científico designa a los componentes de los 25 paneles de evaluación que se encargarán de analizar las propuestas recibidas, los cuales se integran bajo tres grandes dominios: Ciencias de la Vida, Ciencias Sociales y Humanas y Ciencias Físicas e Ingeniería. Son paneles de amplio espectro, con la idea de dar cabida a propuestas interdisciplinares, lo cual es una de las asignaturas pendientes de las agencias de financiación internacionales.

El ponente explicó que la mecánica de la convocatoria es relativamente sencilla. En la documentación, cada candidato debe incluir una sinopsis de solo cinco páginas que resuma su proyecto, y luego un informe algo mas extenso, de quince páginas. Cada panel realizará una primera criba en la que solamente se tomará en consideración la primera sinopsis, por lo que el resto de documentación solamente se leerá en aquellos casos que pasen esta primera selección. Se calcula que solo el 25% pasa esa fase.

Por eso, el experto enfatizó en la importancia de que esa primera descripción sea capaz de hacer entender los principales retos del proyecto, puesto que va a ser leído por un panel multidisciplinar y, por tanto, no todos los evaluadores serán muy afines a la materia. Se trata de demostrar que la idea es tan rompedora como viable, pues, como matizó el experto, se puede financiar el alto riesgo, pero siempre tiene que haber un indicio de viabilidad.

Las convocatorias para 2014 ya están abiertas: para los «Starting» hasta el 25 marzo, para los «Consolidator» el 20 mayo y para los «Advanced», el 21 octubre. Toda la información sobre estas convocatorias está en la web http://erc.europa.eu.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario