FIRMAS

Fiesta de la radio española en el ‘Día Mundial de la Radio’. Por Gorka Zumeta

Matilde Conesa, Pepe Domingo Castaño y Javier González Ferrari, entre los premiados de este año

Iñaki Gabilondo entregará la Medalla de Oro a Matilde Conesa

La Academia de las Artes y Ciencias Radiofónicas de España repite gala de entrega de sus Premios Nacionales, coincidiendo con la celebración del Día Mundial de la Radio, que se celebra este próximo jueves 13 de febrero, un día –no hay que olvidarlo- que se estableció, mundialmente, gracias a la petición y a las gestiones de la propia Academia española, personalizada en la figura de su presidente, Jorge Álvarez.
La experiencia de 2013, muy desgraciada, ya fue comentada en su día. La falta de recursos económicos, el quid de la cuestión, condicionó la gala, pero no solo fue cuestión de euros. También de planificación e incluso de desconocimiento de las mínimas reglas que establece la comunicación en este tipo de eventos, donde el ritmo, y el tempo, resultan imprescindibles para resultar eficaces. También en ese post criticaba la mirada excesivamente escorada hacia el pasado, y a nuestros maestros, en la confección del palmarés de los Premios de la Academia, en el que se apreciaba una más que evidente ausencia de premios actuales, pegados al tiempo de cambio que vive la radio en los albores del siglo XXI. Parece, en este sentido, que la Academia vuelve a incurrir en el mismo error, aunque me consta que hay voces que apuntan en este sentido, pero la reacción está siendo demasiado lenta, por desgracia.
La Academia de la Radio, pese a no contar con recursos económicos que apoyen financieramente la gala, sigue empeñada –y en esto su voluntad férrea resulta encomiable- en organizar una fiesta de la Radio y para la gente del oficio. Y el medio se lo merece, sin ninguna duda. E, insisto, es de agradecer, y de celebrar. Un encuentro con los compañeros, con los que vivimos el año pasado un feliz reencuentro con el pretexto de “La Guerra de los Mundos”, siempre es una satisfacción. Y hay que apoyarlo.
Jorge Álvarez en Radio ONU
Para conocer un poco más acerca de los detalles que han preparado desde la Academia de la Radio de cara a esta nueva gala, nada mejor que acudir a su presidente, Jorge Álvarez, para hacernos una idea más ajustada de lo que nos espera en esa cita del próximo jueves 13 de febrero.
-¿Qué ha preparado este año la Academia de la Radio para celebrar el Día Mundial de la Radio?
-La Academia ha preparado nuevamente la gala de los Premios Nacionales de Radio como acto central de la celebración en España del Día Mundial Radio. Como novedad, este año se otorgará por primera vez el galardón denominado Premio Internacional de la Academia en el Día Mundial de la Radio a Radio ONU. Para ello se cuenta con la colaboración de la Embajada de España en Naciones Unidas. El pasado mes de diciembre, tuve la oportunidad de visitar Radio ONU en Nueva York,  para comunicar personalmente a la directora de Radio ONU y al director general de la División de Noticias y Medios de la ONU, Stéphne Dujarric,  la concesión de este premio.
 
-¿Quién la va a presentar, se pueden saber ya los nombres?
Rosa García Caro y Jose Maria Alfageme  con la coordinación de Primitivo Rojas.
Entrega del Premio Joaquín Soler Serrano, creado por
 las Academias de la Radio y la Televisión, a Concha
 García Campoy a título póstumo. Recogió su hijo.
-¿Y algunos de los compañeros que entregarán los galardones a los premiados?
Iñaki Gabilondo entregará la Medalla de Oro a Matilde Conesa,  Luis Balduque a AEQ,  Santiago Martín ‘El Viti’ a Ignacio de Cossío, Rafael Ansón a la sección «Cocina con Martín Berasategui» de “La Ventana” de la SER, Carmen Pinar Galán, Subdirectora General de la Comisión Nacional Española de Cooperación con la Unesco al programa ganador del certamen «Teresa Escoriaza», Roberto Deglané  a   José Luis Pécker (recogerá su hija  Beatriz Pécker). Adela Gozalo a Alfonso Nasarre, director de RNE (por el 60 aniversario de “Radiogaceta de los deportes”), Marisol del Valle a Aurora de Andrés, Joaquín Prat junior entrega el premio a Pepe Domingo Castaño.
 
-Sin duda grandes nombres premiados y grandes nombres entregando. ¿La Academia ha aprendido de los errores? El año pasado la gala recibió muchas críticas negativas, por falta de ritmo, y alargarse mucho en el tiempo…
-Éste es un mal endémico del que no se escapa ninguna  gala, ni siquiera  la de los Óscars, pero se intenta que nadie se moleste por recortarles su tiempo de intervención y a veces resulta algo embarazoso hacerlo cuando esa persona viene de lejos para intervenir en un acto de este tipo asumiendo los gastos. De la edición del año pasado lo que queda en definitiva es el resultado final del nivel de los Premios, y estamos satisfechos de que no falló ningún galardonado con una asistencia de profesionales considerable. 
 Un momento de la gala del año pasado,
 con Luis del Olmo, Albert Castillón y Luján Argüelles
  -Uno de los grandes problemas de la Academia de la Radio es la financiera. ¿Ha conseguido los suficientes apoyos como para garantizar una gala a la altura de lo esperado?
-Seguimos sin apoyo público pese a demostrar el beneficio realizado por la Academia para el desarrollo de la radiodifusión española, que es un servicio público gratuito para el ciudadano y considerado por la UNESCO y la ONU como el medio de comunicación social más importante para la humanidad. Por esta razón las Naciones Unidas proclamaron el Día Mundial de la Radio, surgido precisamente gracias al esfuerzo del Gobierno de España que atendió, e hizo suya, la iniciativa de la Academia. El patrocinio privado es difícil dada la actual coyuntura económica adversa de nuestro país.
 
-¿Se va a poder seguir en directo, en streaming, o videostreaming?
-Estamos aún en ello.
Albert Castillón y Luján Argüelles hicieron un
 extraordinario trabajo por dar coherencia
 a una gala imposible. Perdieron kilos...
 
-¿Qué esperas que digan los asistentes al final de la gala?
-Que los profesionales de la radio y las empresas deben luchar unidos por fortalecer el prestigio de este medio y no dividirse por razones de marca, Debemos mirarnos en el espejo de otros colectivos como el del cine, la música o el teatro. Así que esta fiesta de la Radio es una buena forma de contribuir a ello.
 
-¿Habrá sorpresas?
-La única que queda por saber, y lo desvelaremos a lo largo de la gala, quién o quiénes se llevan el premio Teresa de Escoriaza.
 
Mi agradecimiento a Jorge Álvarez por atender mi llamada y responder a las preguntas, y por adelantar algunos de los detalles de la gala de este próximo jueves.
Como bien apunta, la Radio se merece una fiesta, y un recuerdo, a la misma altura, como colectivo, de otros medios como la televisión, el cine o el teatro. En este sentido, desde este blog siempre aplaudiremos toda iniciativa que parta de este supuesto. Pero reiterándome en la opinión que trasladé a este blog el año pasado, creo que, precisamente por la dignidad que merece el medio, si no puede hacerse una gala a la altura de las circunstancias, mejor que no se haga.
El gran Elías Rodríguez, de poderosa
e identificable voz
Los profesionales de la radio somos unos perfectos maestros de ceremonias, conocedores del oficio de comunicar eficazmente con la palabra. Puestos sobre un escenario ganamos con la imagen. Aprovechemos esta circunstancia para engrandecer al medio y a sus profesionales. Rosa García Caro, directora de “Cinco Lunas” en la desaparecida ABC Punto Radio, paisana y amiga; junto con José María Alfageme, que ha repartido su brillante carrera entre la SER, donde nació profesionalmente, y la Cope, de donde salió hace poco, garantizan una conducción del acto excelente, no tengo ninguna duda en afirmarlo. Como lo hicieron sus predecesores en 2013, Albert Castillón y Luján Argüelles, que tuvieron, más que presentar, torear con algunos de los premiados y entregadores.
Así que dispongámonos a disfrutar de esta gala, y a acudir al Teatro Mira de Pozuelo de Alarcón (Madrid) sin prejuicios, con la mente, abierta, puesta en quienes nos vamos a encontrar allí, a compañeros que han hecho muy grande el medio, a los que quieren, o han querido, como verdaderos miembros de su familia, los casi 25 millones de españoles que no pueden vivir sin la Radio. ¿Hay alguna otra razón, más poderosa que ésta, para apoyar las iniciativas de la Academia de la Radio?

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario