Sin categorizar

Quique Armas: «Los emprendedores son los nuevos clientes de la publicidad»

AGENCIAS.-La crisis ha hecho proliferar la aparición de emprendedores que, como cualquier empresa, necesitan darse a conocer, pues «una empresa que no se publicita, no existe». Eso ha hecho que los emprendedores y los autónomos se hayan convertido en los nuevos clientes de las agencias de publicidad.

Así lo reconoce en una entrevista a Europa Press Quique Armas, fundador de Hanson Freeopen (www.hansonfreeopen.com), una agencia de publicidad que surge en Madrid en noviembre de 2008 y que se establece en Santa Cruz de Tenerife en 2010 con la sensación de que en Canarias «se podían hacer las cosas de manera diferente».

Quique Armas, ganador de varios premios, lleva trabajando en publicidad desde hace doce años, en agencias grandes y pequeñas, algunas punteras a nivel nacional e internacional, llevando cuentas de grandes marcas y siendo director creativo, hasta que se dio cuenta de que en las islas «se podían hacer cosas interesantes».

«A pesar de que en Canarias hay muy buenos creativos, vine con la intención de cambiar un poco la mentalidad al cliente, para que se alejase del concepto tradicional de la publicidad y viera que se pueden hacer más cosas y de otra forma», comenta.

La crisis fue la que impulsó a este emprendedor tinerfeño a montar Hanson Freeopen, una agencia formada por un equipo de personas que trata de hacer conceptos creativos «de manera diferente», intentando siempre «darle la vuelta» a todos los trabajos que realizan y ofreciendo precios «competitivos» con resultados «igual o mejores» que los de las grandes agencias de publicidad.

Imaginación

Para Quique Armas, la actual situación económica ha hecho que la imaginación sea la mejor herramienta para «reinventarse» y «salir a flote», sobre todo en el caso de aquellas personas que se han quedado sin trabajo y que tienen que «dar rienda suelta» a la creatividad para sacar adelante un proyecto.

«Cada semana nos llegan muchos encargos de gente que está emprendiendo, que se ha tenido que reinventar y que necesita estar de nuevo en el mercado. Le buscamos un logotipo, le diseñamos una página web y, si todo sale bien, comenzamos a diseñarle pequeñas campañas», señala.

Sin embargo, la crisis no ha cambiado lo que hace falta para ser un buen publicista, aunque sí obliga a estar más informado sobre las campañas que sacan las distintas agencias. «Para hacer publicidad, hay que ver publicidad; estar continuamente estudiando lo que está surgiendo en todo el mundo y dedicarle tiempo, ya que una idea, si bien puede salir de la noche a la mañana, hay que echarle horas y ganas», indica Armas.

Estados Unidos y Argentina siguen teniendo la iniciativa en el sector de la publicidad, aunque en España hay «muy buenos» creativos y hay clientes que «arriesgan» cada vez más a la hora de hacer sus campañas . «Los clientes confían totalmente en los creativos españoles, lo que da lugar a un nexo imbatible a la hora de hacer buenas campañas», destaca el publicista tinerfeño.

Convencionalismos

El nombre de la agencia Hanson Freeopen surge de una anécdota familiar y trata de huir de los convencionalismos. «Quería experimentar cómo un nombre que surge de la nada puede coger valor con el trabajo que se realiza en la agencia», explica su fundador.

Precisamente, ésta es la idea que Quique Armas trata de transmitir a muchos de sus clientes. «El nombre es lo de menos, ya que con el tiempo adquiere un valor gracias al trabajo que se lleva a cabo día a día», señala.

Esto ha hecho que Hanson Freeopen haya sido capaz de hacerse un hueco en el sector publicitario, trabajando tanto para clientes privados como para instituciones públicas, y que algunas de sus campañas hayan sido reconocidas con diversos premios, tanto nacionales como internacionales.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario