Sin categorizar

Rivero advierte ante la reunión el 8 de enero con Rajoy que «el diálogo no significa sumisión»

AGENCIAS.- El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha advertido este lunes, ante la reunión que el 8 de enero de 2014 prevé mantener con el presidente del Ejecutivo central, Mariano Rajoy, que «el diálogo no significa sumisión».

En este sentido, Rivero ha incidido en que el diálogo es lo que ha venido «reclamando y exigiendo desde el primer momento que se puso en marcha la legislatura de mayoría absoluta» del PP en Madrid.

«Diálogo no significa sumisión, diálogo no significa renunciar, que nadie se equivoque; no significa que no exijamos un tratamiento justo con Canarias… diálogo no significa que nos callemos y no nos pronunciemos si no se cumplen los convenios que se tenían firmado con Canarias. Eso no es diálogo, eso son imposiciones», apostilló en rueda de prensa.

Al respecto, explicó que ha sido él quien ha invitado en ocasiones a abrir el diálogo entre ambos gobierno pero, «al no lograrlo», decidió enviar una carta al presidente del Gobierno central y otra al Rey en la que exponía su percepción sobre «la falta de atención del Gobierno de Madrid con Canarias, y lo que se estaba anidando».

Estas cartas, agregó, sumado al encuentro ‘casual’ que tuvo con Rajoy el 6 de diciembre, en la celebración del Día de la Constitución, han sido las que han dado como «fruto» la reunión que se celebrará el 8 de enero en Madrid.

En este sentido, también ha querido matizar que CC «ha apostado igual por esta vía», que ha pedido «firmeza para defender los intereses canarios» y «mano tendido al diálogo».

En relación si el Rey ha tenido que mediar para que la reunión se celebre, aseguró desconocerlo, aunque admitió que el pasado viernes habló con S.M. Rey Don Juan Carlos pero sobre otros asuntos.

De todos modos, ha incidido en que «no se confunda que el Gobierno de Canarias va a cambiar su posición con respecto a los intereses» del archipiélago porque «aquellas cosas que corresponden a los canarios», las va a continuar «defendiendo con uñas y dientes».

Asimismo, subrayó la necesidad de que las relaciones entre las instituciones sean de «lealtad» y respeto. Finalmente, reconoció que con Mariano Rajoy mantiene, desde hace años, una relación personal «muy buena».

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario