Sin categorizar

Europa prorroga la suspensión de aranceles a productos pesqueros de Canarias

AGENCIAS.-El pleno del Parlamento Europeo ha aprobado hoy prorrogar hasta 2020 las ventajas arancelarias de que disfrutan determinados productos pesqueros de Canarias, como el pescado congelado, el marisco y las harinas de pescado, y que expirarán el próximo 31 de diciembre.

Los eurodiputados han validado con 611 votos a favor, 10 en contra y 20 abstenciones el informe del eurodiputado Gabriel Mato (PP) a favor de esta prórroga, propuesta inicialmente por la Comisión Europea en el marco de las medidas de apoyo al archipiélago por sus condiciones específicas como región ultraperiférica de la UE.

Desde 1991, la Unión Europea suspende periódicamente, a veces de manera parcial otras íntegramente, el régimen del arancel aduanero común para Canarias. El objetivo es paliar la desventaja que supone la situación geográfica de las islas en cuanto al abastecimiento de productos esenciales para el consumo interno y que se traduce en un coste adicional para los productores.

En esta ocasión, la prórroga de la suspensión del arancel beneficiará a productos pesqueros como el pescado congelado, los crustáceos y moluscos -ya sean frescos, refrigerados, congelados, ahumados, secos, salados o en salmuera– y las harinas de pescado.

Acuerdo de pesca

Asimismo, el Parlamento Europeo ha aprobado el acuerdo de pesca entre la Unión Europea y Marruecos que permitirá a un centenar de buques españoles regresar a los caladeros que gestiona Rabat, tras dos años apartados de la zona por la oposición de la Eurocámara al convenio anterior.

   Los buques europeos obtienen con el acuerdo 126 licencias, de las que un centenar serán para españoles, sobre todo andaluces y canarios, y beneficiará a cerca de 1.500 tripulantes, de los que 500 serían marroquíes.

Además supone un incremento del 33 % de las posibilidades de pesca para la flota comunitaria –once Estados miembros pescan en la zona– con respecto al régimen anterior, a cambio de una contrapartida financiera de 40 millones anuales durante los próximos cuatro años. En realidad, la aportación de las arcas comunitarias se reduce de 36,1 millones del acuerdo anterior a 30 millones en el nuevo, porque los 10 millones restantes acordados ahora los asumirán los armadores.

El nuevo acuerdo salva con el voto de este jueves (310 voces a favor, 204 en contra y 49 abstenciones) el último escollo para su entrada en vigor, aunque los Veintiocho y el Parlamento marroquí tienen que dar formalmente luz verde para que los barcos europeos puedan retomar su actividad en la región. Los ministros de Pesca de la UE tienen previsto validarlo en su próxima reunión de los días 16 y 17 de diciembre en Bruselas.

Durante estos dos años, la comisaria de Pesca, Maria Damanaki, ha tenido que renegociar un nuevo acuerdo que resolviera las «dudas» de los eurodiputados con el anterior texto, en especial en lo que respecta al respeto de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental y a la rentabilidad económica y sostenibilidad pesquera del convenio.

La antigua colonia española había reclamado que sus aguas fueran excluidas del acuerdo porque no reconoce el derecho de Rabat a gestionar sus recursos, pero Bruselas y los 28 dan por bueno que se mantengan, a cambio de una cláusula que prevé la suspensión del convenio si se vulneran derechos fundamentales.

La Unión Europea también exigirá a Marruecos pruebas periódicas de que la población saharaui se beneficia de la ayuda y del empleo que proporciona el nuevo acuerdo.

Estas condiciones, sin embargo, no convencieron a Los Verdes ni a la Izquierda Unitaria, grupos en la Eurocámara que habían pedido tumbar de nuevo el acuerdo, frente a la defensa del mismo de ‘populares’ y ‘socialistas’ que, en los debates previos, defendieron la «coherencia» del texto con las exigencias de los eurodiputados.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario