Empleo SOCIEDAD

Un Papa que fue portero de discoteca, Obama un vendedor de helados y Rajoy limpiador de escaleras

AGENCIAS.-El Papa Francisco trabajó como portero en una discoteca de su Argentina natal. Cuesta creerlo, pero el Sumo Pontífice en los años 60 fue uno de esos tipos duros que decide quién puede entrar a las salas de ocio nocturno. Así lo reconoció él mismo a un grupo de feligreses a quienes confesó, según ha publicado el periódico de la Santa Sede ‘Osservatore Romano’, que gracias al trabajo de portero de discoteca pudo acercar la Iglesia a los creyentes desencantados y a los que se habían alejado de Dios.

La confesión del jefe de Estado del Vaticano resulta sorprendente, pero no lo es menos que saber que otros dirigentes, nacionales e internacionales, también tuvieron otros trabajos antes de llegar a ser líderes.

Por ejemplo, el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, vendió helados  e incluso como peón de la construcción antes de ejercer como abogado en derechos civiles.

Su predecesor en la Casa Blanca, George W. Bush, también exploró diferentes facetas profesionales antes de ser político. Aunque, como hijo de un expresidente, parecía predestinado a llegar a la Casa Blanca, Bush jr. llegó a ejercer como mánager general del equipo de béisbol de los Texas Rangers. Un cargo que le granjeó la popularidad necesaria para iniciar su carrera de Gobernador.

Rajoy limpió escaleras

Ya en España, los dirigentes de los principales partidos políticos también desempeñaron funciones muy alejadas de las que nos tienen acostumbrados. Incluso Mariano Rajoy. En su caso no fue un trabajo remunerado como tal, pero durante el servicio militar obligatorio se ocupó principalmente de la limpieza de las escaleras de la Capitanía General de Valencia. En el apartado académico el presidente del Gobierno se licenció en Derecho por la Universidad de Santiago de Compostela para, un año después, aprobar las oposiciones a registrador de la propiedad convirtiéndose en el registrador más joven de España con 24 años.

Su principal rival en las elecciones generales de 2011, Alfredo Pérez Rubalcaba, lleva casi toda la vida en política aunque antes de enrolarse en el PSOE obtuvo la plaza de profesor titular de Química Orgánica en el departamento del mismo nombre de la Universidad Complutense de Madrid para después trabajar en la Universidad de Constanza (Alemania) y en la Universidad de Montpellier (Francia).

El líder de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha llegado más tarde a la política ya que estuvo muchos años trabajando como agricultor. Aprendió el oficio desde muy joven junto a su padre con quien cultivaba y vendía melones en una finca.

Pero los vecinos europeos no andan atrás. La imagen de rectitud que transmite Angela Merkel desentona con sus inicios. Una biografía reciente señala que la canciller alemana fue okupa en sus tiempos mozos y que también trabajó como camarera en una discoteca. “Recibía un extra por cada consumición: una especie de descorche simpático, sin malicia”, recoge el texto.

Silvio Berlusconi, por su parte, dio el salto a la política una vez consolidado su liderazgo en el mercado audiovisual. Como magnate audiovisual, llegó a poseer  varias cadenas de televisión y presidir el grupo editorial Mondadori. Pero en su juventud comenzó con actividades muy diferentes ya que, con 18 años,  fue animador musical y cantante melódico en varios cruceros por el Mediterráneo.

Por último, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ascendió de manera fulgurante al lado de su predecesor Hugo Chávez. Pero antes de liderar el movimiento bolivariano trabajó entre 1991 y 1998 como conductor en el Metro de Caracas.

 

 

 

 

 

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario