Sin categorizar

BORRASCA. El Gobierno rebaja la prealerta en las Islas y Santa Cruz desactiva la preemergencia

Elblogoferoz.-El Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Seguridad y Emergencias, ha rebajado a prealerta por lluvias la situación en la provincia occidental y Gran Canaria, en base a la predicción realizada por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Desde ayer, lunes, una fuerte borrasca ha originado lluvias intensas principalmente en las islas de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro, donde se han registrado hasta 200 litros por metro cuadrado.

En este sentido, también desde el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife se ha desactivado la situación de preemergencia declarada ayer.  Los servicios de emergencia del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, básicamente la Policía Local, el Centro de Transmisiones (Cetra-Cecopal), la Unidad de Montes y la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil, con el determinante apoyo de las empresas concesionarias del mantenimiento e infraestructuras del municipio ya han gestionado casi 200 emergencias provocadas por el fenómeno meteorológico adverso que ha afectado a la capital tinerfeña. Además, a la vista de la mejora de la situación actual y las predicciones que se manejan sobre la evolución meteorológica en las próximas horas, el concejal delegado de Seguridad Ciudadana y Movilidad, José Alberto Díaz Estébanez, ha decidido desactivar dicha fase.

Socavón en Ofra

Aún así todos los servicios municipales siguen solucionando los problemas que estas intensas lluvias han dejado en la capital. Una de las cuestiones que no ha podido ser resuelta se detectó sobre las 20:47 horas de ayer, cuando unos vecinos alertaron del socavón aparecido en una zona de acceso a la urbanización Miramar en Ofra. Con el apoyo de los bomberos, los voluntarios de Protección Civil y la Policía Local se balizó la zona hasta que los técnicos pertinentes revisaran el estado de esa infraestructura, debido a las profundas dimensiones del agujero que la lluvia ha dejado abierto, a lo largo de la jornada de hoy se estudiarán las posibles soluciones a este tema.

Hay que recordar que se mantiene la alerta decretada por el Gobierno de Canarias por estas fuertes lluvias y que, como en ocasiones anteriores, una vez que se diluye la borrasca suelen producirse diversos desprendimientos, por lo que los servicios de seguridad y emergencias municipales están poniendo una especial vigilancia sobre este asunto en la zona del macizo de Anaga y las carreteras que atraviesan ese lugar.

Un dato interesante, y que ejemplifica la ingente labor realizada al servicio de los ciudadanos del municipio durante la jornada de ayer, se puede concretar en las 785 llamadas telefónicas atendidas en el período de doce horas; tanto por parte de los operadores de la Sala de Comunicaciones de la Policía Local, a través del conocido teléfono 092, como por el Centro de Transmisiones (Cetra) del Cecopal.

Semáforos, alcantarillado y tráfico

La primera valoración sobre el paso de las lluvias por el municipio realizada por el edil de Seguridad y Movilidad apunta al “excelente y esforzado trabajo de todo el personal que se ha volcado en atender los problemas que hemos sufrido por las lluvias, con el apoyo fundamental de todas las empresas que colaboran en los distintos servicios municipales”. El edil centró los principales problemas sufridos, “en términos cuantitativos” en las averías provocadas por la lluvia en la regulación semafórica de la capital tinerfeña, “lo que incidió en que se produjeran importantes atascos en las denominadas horas punta de salida de la ciudad, a pesar de destacar a los agentes de la Policía Local a los lugares más complicados”. Cabe añadir que a esta hora ya se han arreglado la mayoría de las averías quedando tan solo cuatro cruces sin fluido eléctrico, también se ha recuperado el óptimo funcionamiento de algunas de las cámaras de control del tráfico que también se vieron afectadas por las precipitaciones.

La red de alcantarillado fue otra cuestión que generó numerosos problemas en la capital tinerfeña, en total unas 70 tapas de alcantarilla saltaron debido al volumen del agua que se concentraba en las canalizaciones. La consecuencia más peligrosa de estas averías fue la generación de diversos accidentes de tráfico al quedar alguna de las ruedas de los vehículos que circulaban atrapados en el hueco de la alcantarilla. Los servicios municipales detectaron seis accidentes por estas causas, el más relevante en la confluencia de la avenida Islas Canarias con la avenida Venezuela.

Desprendimientos e inundaciones       

En el municipio se detectaron hasta 25 pequeños desprendimientos de materiales sobre las vías e infraestructuras municipales. Las precipitaciones caídas sobre el municipio también han sido la causa de algunos desprendimientos en la zona del macizo de Anaga, tanto en la carretera de acceso a Taganana como en distintos puntos de la carretera que une San Andrés con El Bailadero, aunque en todos los casos ya se han activado a los medios necesarios para limpiar las vías y no ha sido necesario cortar el tráfico en la zona. En entornos más urbanos la zona más afectada por este motivo ha sido el distrito Suroeste donde se concentraron una decena de situaciones de este tipo, teniendo que acudir al lugar operarios para devolver la zona a la máxima normalidad posible.

En cuanto a inundaciones los datos apuntan que las infraestructuras han funcionado bastante satisfactoriamente, aunque es inevitable que se produjeran algunas situaciones como en el barranco de El Cercado en San Andrés donde fue necesario que con medios técnicos se drenara el cauce de esa zona para evacuar el agua que provocó inundaciones en el entorno del popular castillo de ese pueblo marinero. El túnel del barrio de Buenos Aires, junto al pabellón deportivo Pancho Camurria acumuló diversos materiales arrastrados por el agua, teniendo que ser retirados por una pala excavadora para evitar un taponamiento de la zona. Hasta 16 pequeñas inundaciones en viviendas y establecimientos comerciales se registraron en el municipio, principalmente en los distritos Salud-La Salle y Suroeste. Precisamente, en este capítulo también hay que mencionar que debido a los daños causados por las lluvias se decidió suspender las clases en el edificio de Infantil del colegio Matías Llabrés en Llano del Moro.

Un servicio destacado fue el realizado por la Policía Local en el límite del término municipal con El Rosario, concretamente en el denominado mirador de Machado, donde dos personas quedaron atrapadas dentro de un vehículo por una escorrentía de lodo que se desbordó de un barranquillo cercano. Los dos ocupantes del coche fueron evacuados y el vehículo finalmente liberado gracias al trabajo de una excavadora.  Un incidente similar se produjo en un margen de la carretera general Santa Cruz-La Laguna, donde un coche quedó atrapado en el barro de un solar que se utiliza como aparcamiento, aunque sin mayores consecuencias.

También como servicio reseñable, y en colaboración con el Consorcio de Bomberos, se evacuó a varias personas que habitaban en una cueva en el cauce del barranco de Santos, aunque algunos de los individuos que allí se encontraban se negaron a abandonar la zona. Por último significar los daños producidos en un vehículo que se encontraba estacionado en la calle Barcelona, de Ofra, y sobre el que cayó la rama de un árbol.

La Policía Local, la unidad de Montes y la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil reforzó su presencia por todo el territorio municipal para atender cualquier incidencia. Hay que recordar que en el municipio se activó la fase de preemergencia prevista en el PEMU, además de haberse ordenado la suspensión, la pasada tarde, de las actividades extraescolares, deportivas o culturales que se desarrollaban al aire libre. Todas las empresas de servicios municipales también redoblaron su trabajo en la jornada de ayer y hoy permaneciendo atentos a cualquier contingencia.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario