FIRMAS

Un camino a través del infierno. Por Jesús Pedreira Calamita

Javier Hernández Velázquez nos acerca con su última novela a una campaña electoral. Dura lo que dura la citada campaña. Se refiere al entorno electoral de unas elecciones autónomicas canarias, pero puede leerse perfectamente como de cualquier entorno mundial.

Hernández Velázquez es un brillante novelista canario. Su género es la novela negra y con “Un camino a través del infierno” fue finalista y mención especial del jurado del Premio del citado género literario L´H Confidencial 2013. Desde luego, la novela negra y los escritores canarios están de moda por la cantidad de premios que han obtenido últimamente, y, sobre todo, por la gran cantidad de libros que están vendiendo.

Anghel Morales en su libro “Generación 21” dedicado a aquellos escritores canarios que son ya importantes en nuestra literatura, y que lo serán en el futuro cataloga a Hernández Velázquez como uno de los doce grandes de las Letras Canarias del siglo XXI.

La novela que comentamos nos sumerge desde un principio en una realidad dura y osca de la política canaria. No se trata ya sólo de casos de corrupción, sino de dominio del poder de manera desenfrenada, de superioridad de las autoridades sobre el resto de los mortales, de violencia, y…de asesinatos.
El territorio de la novela es el Archipiélago canario. Hernández Velázquez ya había abordado en anteriores novelas nuestras islas. En “El fondo de los charcos” realiza un homenaje a los “locos” y “genios” de la Gaceta de Arte, a través de Domingo López Torres. En “El guerrero de Goslar” rinde tributo a la Exposición Internacional de Esculturas en la calle que tuvo lugar en Santa Cruz de Tenerife en 1973, y cuyo máximo exponente es “El guerrero de Henry Moore”.

El autor tinerfeño hace crítica social. Es más, él mismo ha manifestado que no entiende la novela negra si no conlleva crítica social. “Llega un momento en la vida en que sentimos la necesidad de plantearnos si hacemos todo lo posible para estar en el sitio que debemos” señala Velázquez. Y eso es lo que parece pensar el detective privado Mat Fernández. Mat vive el submundo de latrocinio, persecución injusta, desarrollo brutal de la fuerza, trampas, compincheos. Mundos sórdidos y violentos de las islas canarias, y particularmente del Sur de Tenerife.

La política es así, y siempre se tiene información que la policía desconoce.

“Un camino a través del infierno” es una novela que te atrapa desde un primer momento. Fuerte, dura, con escenas de sexo muy realista y, al mismo tiempo, violento, es, sin lugar a dudas, un nuevo acierto de la pluma siempre ágil y versátil de Hernández Velázquez.

Asombra su enorme erudición: nos habla de literatura, de pintura, de escultura, de música, de todas las Artes con sabia Renacentista.
Un libro que se disfruta, con una intriga desde el primer momento, y con todos los valores de la gran novela negra. Aunque, quizás, en esta ocasión, lo importante no fuese quién es el asesino, sino cómo y porqué se logra ser Presidente del Gobierno de Canarias.

*Presidente de la Asociación TuSantaCruz.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario