Sin categorizar

Tenerife recoge el premio ‘El Batefuegos de Oro’ por su trabajo preventivo en incendios forestales

Elblogoferoz.-La consejera de Medio Ambiente del Cabildo de Tenerife, Ana Lupe Mora, recogió recientemente en la Escuela Superior de Ingenieros de Montes de la Universidad Politécnica de Madrid el premio ‘El Batefuegos de Oro 2013’ en la categoría de Mejor labor educativa. Dicha distinción fue otorgada por la  Asociación para la Promoción de Actividades Socioculturales (APAS) a la Corporación insular por el trabajo desarrollado en materia preventiva en incendios forestales. El galardón, que cumple este año su duodécima edición, es el reconocimiento más importante en España a las labores de prevención, extinción, investigación, divulgación y educación sobre incendios forestales.

Ana Lupe Mora, que estuvo acompañada por el técnico del operativo Brifor, José María Sánchez, indica que “este premio es un reconocimiento a todo el trabajo que lleva a cabo el Cabildo para concienciar, sensibilizar y formar a diferentes colectivos en materia de prevención de incendios forestales. Es un orgullo para todos los que formamos parte de la Corporación insular y en especial para el personal del área de Medio Ambiente y supone un impulso más  para continuar con este labor”.

Los premios ‘Los Batefuegos de Oro’ son otorgados por la Asociación para la Promoción de Actividades Socioculturales y colaboran, entre otros, el Ministerio de Educación, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, los colegios y escuelas de Ingenieros de Montes e Ingenieros Técnicos Forestales, y la Sociedad Española de Ciencias Forestales. Se trata de la segunda vez que la APAS distingue la labor del Cabildo de Tenerife, ya que en 2008 el operativo Brifor recibió el premio Batefuegos de Oro a la mejor extinción de incendios.

El presidente del APAS, Pedro Zugasti, indicó que “el premio a la mejor labor educativa se quedó en las Islas Afortunadas, donde desde 1999 se puso en marcha un ambicioso plan formativo en el que ha conseguido involucrar a todos los integrantes de su operativo. El plan se completa con otras acciones como las llevadas a cabo por la Unidad de Educación Ambiental y la Oficina de la Participación y el Voluntariado Ambiental mediante actuaciones en diferentes sectores de la población”.

Para la concesión del premio al Cabildo de Tenerife, el jurado valoró el programa de formación y entrenamiento interno del Operativo Brifor y, especialmente, el mecanismo de evaluación de entrenamientos, que trata de cuantificar la integración de conocimientos de todo el personal,  tanto en la ejecución de técnicas de extinción, como en la toma de decisiones relativas a seguridad y ejecución de planes técnicos de extinción.

La labor educativa para disminuir el riesgo de incendios, es clave e imprescindible, Y persigue sensibilizar a la población sobre esta problemática, y en especial, a los que vive, trabaja o visita las zonas forestales. Así, el operativo Brifor desarrolla acciones de información y sensibilización. En ellas se muestran las medidas preventivas que deben tener en cuenta, los procedimientos de autorización que es necesario seguir y, en su caso, la ayuda y tutela para realizar la actividad de forma segura. En este sentido, una tarea muy valorada son las charlas y encuentros con escolares que el personal ejecuta directamente, dando a conocer, de forma directa, las labores y los medios que se utilizan para prevenir y extinguir los incendios forestales.

Brifor

Además de estas acciones desarrolladas por los equipos Brifor, se realizan también actividades de información, divulgación y vigilancia con personal voluntario, que participan en el marco de la Oficina de la Participación y el Voluntariado Ambientales. Así, se desarrollan charlas y conferencias, como la conocida ‘Hablemos de incendios y tomemos un café’, que es una campaña de éxito entre los ciudadanos. A través de ella se informó el pasado año a más de 15.800 personas, con una participación de voluntarios que supera los 120.

Otra de las actividades importantes es el programa para la divulgación de medidas de autoprotección para los habitantes de las zonas de interfaz urbano – agrícola – forestal, para mostrar las medidas que pueden tomar en sus viviendas, vehículos, granjas y fincas, y cómo actuar en evacuaciones y confinamientos.

Cabe destacar que con la Unidad de Educación Ambiental se han desarrollado diversos materiales de divulgación y sensibilización sobre los incendios forestales, como ‘Con el monte no me descuido’, que consta de una exposición itinerante y de material educativo adaptado a diferentes edades. Su finalidad es mostrar la importancia que tiene el comportamiento y la colaboración de todos en la prevención de los incendios forestales. Este material didáctico forma parte del servicio de  préstamo que gestiona la Unidad de Educación Ambiental, mediante este departamento o a través de la Oficina de la Participación y el Voluntariado.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario