FIRMAS

Carta del presidente del Cabildo de Gran Canaria, José Miguel Bravo de Laguna, al presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero.

Canarias ha prosperado de manera decisiva en la etapa democrática, en todos los órdenes de autonomía política, desarrollo económico y social y aplicación general del principio de solidaridad entre las islas.

Ello, es en gran parte debido a la consolidación de una autonomía basada en principios de equilibrio y ponderación (doble capitalidad, ley de sedes) y a una efectiva, aunque aún incompleta, descentralización en los Cabildos Insulares, como órganos de gobierno y representación de cada isla, según lo define la Constitución Española y el propio Estatuto de Autonomía de Canarias.

Pero de unos años a esta parte, y en especial desde el inicio del actual mandato en junio de 2011, Gran Canaria – y eso está expresado en mociones muy mayoritariamente aprobadas por su Cabildo Insular – siente cada vez más que se quiebra el principio de equilibrio  regional   entre las dos islas capitalinas, y que su esfuerzo de aportación solidaria a las arcas de la Comunidad Autónoma no se ve correspondido con una compensación adecuada y proporcionada.

No se trata sólo de una cuestión de inversión económica, sino también de un desequilibrio en sedes de consejerías, en reuniones ubicadas en una isla u otra, y en distinta y muy desigual representación en las oficinas canarias en el exterior, de modo singular, en Bruselas.

Cuando se trata de apoyar acontecimientos, eventos o actividades de otra isla, siempre se acude con presupuestos  regionales. En cambio si se trata de los actos o eventos en Gran Canaria, pero con repercusión regional clara, ha de ser esta isla la que sufrague (Festival de Ópera, Rally Islas Canarias).

En materia concretamente de inversiones ha sido especialmente penoso que la financiación prevista entre 3 Administraciones para la construcción del “Gran Canaria Arena” en que se va a celebrar la Copa del Mundo de Baloncesto 2014, haya sido disminuido unilateralmente por el Gobierno de Canarias, con el pretexto de igual reducción por el Gobierno de España. Si esto último está mal, razón de más  para no retirar fondos del Gobierno de Canarias (debería al contrario plantearse el cubrir lo que no hace el Gobierno de España). Lejos de ello se aplica a Gran Canaria un doble castigo por ambas Administraciones para en, definitiva, hacer recaer sobre las espaldas del Cabildo más del 75% de la financiación de tal obra que inicialmente se repartía a partes iguales del 33% cada una.

En materias como inversiones en Puertos Canarios, desde 1996 hasta 2012 se han invertido en esos puertos más de 240 millones de euros, de los que a Gran Canaria solo le ha correspondido 9.728.000 €, esto es un escaso 4%. Cuando la aportación calculada de Gran Canaria a las arcas autonómicas no es inferior al 50% del total. Es una estimación que merecería aclaración por el Gobierno de Canarias que se niega a dar los datos de recaudación fiscal insularizado.

En el Consorcio de Emergencia se aplicará un criterio distribuidor en 2014 perjudicial para Gran Canaria, que pasará a percibir unos 800.000 euros en lugar de los 2.500.000 que serían los correspondientes a la aportación por convenio del 20% de los gastos del Consorcio, como está firmado por el Gobierno, y cuyo incumplimiento nos obligará a acudir a los tribunales. Mientras se mantienen, por supuesto, la aportación a los Consorcios de Tenerife y Lanzarote.

En materias como promoción exterior y censos de población el discurso del Gobierno es muy significativo, así como en el posicionamiento  de Tenerife en los buscadores de Internet cuando se utiliza el término Islas Canarias. Silencio y mirar para otro lado no arregla los problemas de mal  uso de imágenes de playas de Gran Canaria utilizadas para promocionar otras islas, ni los errores en los censos – intencionados o no – no se corrigen consolidando entregas a cuenta efectuadas sabiendo que se repartieron fondos de manera injusta al inflarse censos en miles de falsos empadronados.

Y para colmo, la Ley de Renovación y Modernización Turística, ya aprobada en mayo de 2013 en que se prohíbe en todas las islas la construcción de establecimientos de todas las categorías, excepto de 5 estrellas, censurando el desarrollo turístico de todas, pero de manera singular Gran Canaria, cuya oferta en ese segmento alcanza solo el 18% mientras en Tenerife es el 35% y en Fuerteventura el 41%.

Con ello se produce un daño irreparable a Gran Canaria, al impedir mejorar una oferta en ese sector, sin construir más suelo y adecuándose perfectamente a la carga del territorio que prevé su Plan Insular de Ordenación aprobado por todas las fuerzas políticas grancanarias. En definitiva se cercena la posibilidad de inversión y de creación de empleo en la isla más necesitada de bajar los índices de paro

Todo ello también resaltando que en determinados servicios básicos como sanidad, el equilibrio también se ha roto, como por ejemplo en el número de aceleradores lineales para tratamiento oncológico (3 en Gran Canaria, 7 en Tenerife) lo que plantea una, a todas luces, inaceptable discriminación en el tratamiento del cáncer.

Estas distintas varas de medir del Gobierno de Canarias no pasan desapercibidas para los grancanarios y grancanarias, como demuestra las más de 50.000 firmas recogidas para una campaña denominada “Por Gran Canaria Si Podemos”.

Mi deber como Presidente de Gran Canaria, de su Cabildo, es llamar tu atención de que todo esto, de no corregirse, llevará a esta isla a un desapego y desafección inequívocos de la autonomía y a plantearse una autonomía insular plena.

En tus manos está que con los medios y con la atención necesaria se evite este desapego hacia la autonomía. Esto ha de ser  con correcto equilibrio entre las islas, lo que impedirá la aparición en Gran Canaria de un insularismo insolidario, lo que, por cierto, es  en esta isla donde menos ha florecido hasta ahora.

Utilizo esta forma epistolar  – al parecer ahora de moda – porque he intentado en varias ocasiones concertar una entrevista contigo y no ha sido posible concretarla en tu agenda.

Recibe  un cordial saludo.

           

 

 

 

 

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario