Sin categorizar

Una avería en el avión obliga al Príncipe a suspender su viaje oficial a Brasil

AGENCIAS.-El Príncipe Felipe de Asturias ha suspendido su viaje a Brasil por una avería en el avión en el que iba a viajar, según han confirmado a Europa Press fuentes de Casa del Rey.

Don Felipe iba a emprender viaje tras visitar a su padre, el Rey Juan Carlos, en el Hospital Universitario Quirón. En un principio la avería del avión obligó a retrasar el despegue pero finalmente se ha decidido suspenderlo.

El Airbus A310-300 de la Fuerza Aérea tenía previsto el despegue a las 1.10 horas de este lunes, pero en la comprobación final se detectó un error en un sensor, que provocaba un cortocircuito en uno de los ‘flaps’ del ala izquierda.

Los técnicos intentaron reparar la avería utilizando la pieza del avión ‘gemelo’, un segundo Airbus que se encuentra en revisión técnica en las instalaciones de la empresa en Getafe. Sin embargo, una vez remplazado el sensor, se ha comprobado que la calibración necesitaba más tiempo, y por ello se ha decidido suspender el viaje, que iba a durar sólo dos días.

No obstante, se mantienen los actos a los que iba a asistir Don Felipe en Brasil: la presentación de la red de juderías, la Fundación Consejo-España Brasil y la presentación de la edición brasileña de El País.

Con Don Felipe tenían previsto viajar los secretarios de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, y de Cooperación y para Iberoamérica, Jesús Gracia; así como la consejera delegada del ICEX y la directora de Turespaña, que intentarán realizar el viaje.

Ejército del Aire

Por su parte, el Ejército del Aire ha explicado este lunes que el vuelo que iba a llevar al Príncipe de Asturias a Brasil la pasada madrugada se canceló porque «la seguridad es un requisito imprescindible e ineludible ante cualquier otra contingencia», de modo que, ante el problema detectado en el sistema de funcionamiento de flaps del Airbus A310, se decidió cancelar el viaje.

En un comunicado, el Ejército del Aire ha confirmado que durante las comprobaciones previas de procedimiento para el citado avión, la tripulación del Grupo 45 de Fuerzas Aéreas detectó un problema en el sistema de funcionamiento de flaps.

Tras unas comprobaciones «más exhaustivas» se confirmó que existía un fallo en el sensor de simetría de esa superficie de sustentación en el ala izquierda, por lo que los técnicos pensaron en sustituir dicho sensor por uno idéntico del avión ‘gemelo’ del A310 del que disponen las Fuerzas Aéreas y que actualmente está siendo sometido a una «inspección programada» en las instalaciones de EADS en Getafe.

Sin embargo, el Ejército del Aire ha indicado que, una vez sustituido el sensor, «se vio la necesidad de realizar una  calibración precisa y concordante con los otros sensores equivalentes de flaps, que en la plataforma de aparcamiento fue difícil de conseguir, ya que habría que haber utilizado un banco de pruebas, lo que hubiese demorado en bastantes horas el despegue del avión».

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario