Sin categorizar

Detenidos en la capital tinerfeña por agredir a sus parejas

AGENCIAS.-Agentes de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife han intervenido durante el pasado fin de semana ante dos casos de violencia de género que dieron lugar a la detención de dos hombres por agredir a sus parejas en el domicilio familiar.

El primero de los casos se produjo ayer domingo por la tarde. El arrestado, de 34 años, propinó a su pareja un fuerte puñetazo en la cara, incluso ante la oposición de un hijo de la víctima, de 15 años. La agresión se produjo tras una discusión, en la que también estuvo implicada un familiar del detenido.

Según los testimonios, la agresión se produjo en la cocina de la vivienda, donde la mujer se quedó tirada en el suelo hasta que fue asistida por personal sanitario que acudió en una ambulancia, que la trasladó a un centro sanitario. El hombre huyó en su coche y fue a refugiarse en casa de su madre, donde fue localizado y arrestado por la Policía Local.

El otro suceso se produjo el pasado sábado por la noche, cuando un joven de 22 años agredió a su pareja, de 21 años. Debido a los gritos y golpes que se produjeron en la vivienda que ambos comparten, los vecinos alertaron al 1-1-2.

Al llegar al lugar, los agentes observaron que la discusión seguía y que el joven presentaba un alto estado de nerviosismo y agresividad. Al ser preguntado por los agentes, en todo momento negó haber agredido a la chica, aunque estaba muy alterado y gritaba y amenazaba a los vecinos del inmueble.

Al entrevistarse con la chica, vieron que presentaba un fuerte golpe en la cabeza, así como cortes, erosiones y hematomas en los brazos. La joven reconoció haber sido agredida pero insistió en que no iba a denunciar a su pareja.

Según su relato, el origen de la discusión tuvo que ver con que se había ausentado del domicilio sin haberle pedido permiso a su pareja. Ante todos estos hechos, los policías detuvieron al joven y explicaron a su pareja la conveniencia de denunciar la agresión, además de brindarle asesoramiento y los recursos necesarios para evitar este tipo de situaciones.

La chica tuvo que ser asistida en un centro de salud, mientras que al arrestado se le llevó a las dependencias policiales, quedando a disposición de la autoridad judicial pertinente.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario